Actualidad

Toni Quero: «Se puede lograr ser subversivo escribiendo poemas»

«Los adolescentes furtivos» supone el primer reconocimiento literario para este nuevo autor.

Barcelona- Hacía tiempo que Toni Quero intentaba estrenarse en el difícil oficio literario de la poesía. Su debut no ha podido ser mejor. Su primer libro, «Los adolescentes furtivos», publicado por Cap Béar Editions, ha sido galardonado con el Premio Internacional de Literatura Antonio Machado y cuenta con un entusiasta prólogo de Pere Gimferrer.
En el poemario, Quero incluye algunos de los temas que le interesan: desde sus referentes literarios y humanos hasta su manera de comprender el amor o la naturaleza que lo envuelve. El autor, en declaraciones a LA RAZÓN, explicó que si ha tardado en publicar es «porque quería que el libro tuviera cierta entidad. No lo he hecho dejando mucho material inédito en los cajones de mi escritorio. Lo que he intentado es que los poemas tuvieran calidad. Es un material que está muy trabajado».
Con «Los adolescentes furtivos», el poeta ha intentado crear lo que el denomina «una obra global». Este hecho se extienda hasta en la tipografía de algunos textos. «He buscado que cada palabra fuera un poema, un juego que se basa en las vanguardias. Por eso todo acaba estando interrelacionado en los textos», apuntó el escritor.
El autor, que en la actualidad también trabaja como editor, cree que aún es el momento de la poesía porque «con ella se puede ser subversivo. No buscas el reconocimiento, aunque si llega siempre será bienvenido, sino intentas ir hacia una necesidad más global. Es un trabajo amanuense que nace de un proceso interno, de aquello que me pide el cuerpo».
Entre los versos de «Los adolescentes furtivos», aparecen nombres de autores tan diversos como Juan Eduardo Cirlot, Lord Byron o el desaparecido líder de Nirvana, Kurt Cobain. «Me gusta mucho leer y establecer referencias con aquellos escritores que me gustan, ya sean Cirlot, Garcilaso o Gamoneda. Pero también he querido incluir referencias a mi manera de configurar el carácter. Por eso cito nombres que son tildados de malditos como Cobain u Oquendo de Amat», aclaró Quero. Una mención aparte la merece Pere Gimferrer, de quien le gusta recordar el impacto que le provocó la lecturas de sus primeros libros de poemas. «Es un referente vivo de una calidad literaria extraordinaria», concluyó.

Publicidad