Ángel Rodríguez: «El río está revuelto y queremos pescar lo máximo en él»

Ángel Rodríguez: «El río está muy revuelto y nosotros queremos pescar lo máximo en él»
Ángel Rodríguez: «El río está muy revuelto y nosotros queremos pescar lo máximo en él»

Tras seis años ya como responsable de los deportes de Onda Cero, cada uno de ellos ganando oyentes, Ángel Rodríguez tiene claro que no tienen nada que envidiar a la competencia. Por eso, porque su fórmula funciona, para «Al primer toque», que él mismo conduce a diario, sólo ha fichado a Fernando Burgos (Telemadrid) y a David Gistau («El Mundo»), y para «Tiempo de juego» a Hristo Stoichkov y a Manolo Hierro, el hermano del ahora directivo de la Federación de Fútbol.

–¿Con qué aspiraciones parten los deportes de Onda Cero en la temporada recién comenzada?
–Con la de ser un referente. El río está muy revuelto y nosotros queremos pescar lo máximo posible en él.

–¿Con alguna meta concreta?
–No en el tema de oyentes, porque analizar el EGM es muy complicado, pero sí seguir creciendo en esta cuarta campaña de «Al primer toque».

–Parece que se han reforzado poco...
–No tenemos necesidad de dar ningún golpe de efecto ni perder nuestras señas de identidad. Lo mejor es haber podido mantener a nuestros comentaristas tras el tsunami estival.

–¿En un espacio deportivo priman éstos o el presentador?
–Es un todo. Un espacio con buenos comentaristas pero con un presentador sin personalidad no triunfaría, y uno con éste pero sin un buen equipo estaría cojo.

–¿Es difícil fichar en este mundo a quien uno quiere?
–Hay veces que sí, pero hay personas a las que les interesa más el proyecto que el dinero. Los que están con nosotros es porque están cómodos con el trabajo y el equipo que les rodea.

–¿Se ha notado la crisis en la radio?
–Parece que no se nota, porque algún medio está por encima de la crisis.

–Dicen que la Liga de fútbol es cosa de dos. En la radio deportiva parece que algunos quieren lo mismo...
–Es normal, ya que con los problemas que ha habido este verano están sonando más, pero la temporada es muy larga y nosotros nunca nos hemos sentido la tercera opción, ni mucho menos. Onda Cero es una de las tres emisoras más importantes del país y nosotros somos sus deportes.

–¿Ese enfrentamiento COPE-Ser puede beneficiarlos?
–Va a haber mucha gente desorientada, intentando buscar su sitio y nosotros seguimos siendo los mismos y los oyentes saben lo que se van a encontrar.

–¿Habría soportado Onda Cero un desembarco tan grande?
–Ni siquiera nos lo hemos planteado. Ya ocurrió una vez y, tras ver los resultados, no había interés en volver a repetirlo.

–¿Abellán sería un buen fichaje para una emisora o un problema?
–Depende de lo que necesite cada emisora, pero creo que no va a tener ningún problema para encontrar trabajo.

–¿Onda Cero está entonces al nivel de cualquiera?
–La calidad de nuestros deportes es la máxima, estamos en la pomada.

–¿No le parece curioso que los mejores comentaristas deportivos estén en la radio, no en TV?
–Quizá sea porque las TV dan muchos bandazos, los derechos van pasando de una a otra y no se llega a fidelizar. Además, en nuestro país existe una gran cultura radiofónica.

–¿La información deportiva es un mundo machista?
–Durante mucho tiempo sí, pero estoy esperando que aparezca una mujer que pueda ser un referente, pues las barreras están rotas. Son ellas mismas las que no tienen la ambición de llegar a presentar estos espacios, pero si se lo propusieran lo harían.

–Lo malo es que a las que parecen despuntar, como Sara Carbonero, les llueven los palos...
–Ella está empezando, es muy válida, pero no se le puede pedir que sea un referente ya. Su imagen la ha ayudado bastante a la hora de hacerse famosa.

–¿Tiene alguna así en sus filas?
–En belleza es complicado igualarla, pero a nivel periodístico sí.

–Y después de ser campeones del mundo, ¿qué espera cantar?
–Para mí ha sido lo máximo y ya me puedo morir tranquilo. No hay nada que pueda superarlo, aunque me gustaría que Nadal ganara el US Open este año.