Radicales intentan impedir la detención de un joven acusado de enaltecer a ETA

Un hombre y una mujer han sido detenidos esta mañana por la Ertzaintza en Vitoria acusados de enfrentarse a agentes de la Policía Autonómica, que previamente habían arrestado a una tercera persona por hacer una pintada en una furgoneta policial, según informó ayer el departamento vasco de Interior.

La Razón
La RazónLa Razón

 Los altercados se produjeron pasadas las 7:45 de la mañana cuando una dotación de la Ertzaintza se encontraba en la calle Sefarad del barrio de Judizmendi de la capital alavesa, que se encuentra en fiestas, para proteger a los servicios de limpieza durante las labores de retirada de pancartas y lavado de pintadas en favor de los presos de ETA y de la organización radical juvenil ilegalizada Segi.Entonces, un joven de 24 años, y con antecedentes de «kale borroka» se aproximó a una furgoneta de la Ertzaintza y pintó en ella la frase «Gora ETA militarra» (Arriba ETA militar), por lo que tras una breve persecución fue detenido acusado de un delito de enaltecimiento del terrorismo.

Sin embargo, cuando los policías se disponían a conducir al arrestado a dependencias policiales un grupo de 40 radicales rodearon la furgoneta e intentaron evitar que se llevaran al detenido mediante empujones, insultos, lanzando piedras y botellas. Tras la llegada de refuerzos de la Ertzaintza, finalmente lograron disolver a los radicales y detuvieron a dos de ellos: una joven de 22 años y un menor de 17, también con antecedentes por violencia callejera. A ambos se les imputa un delito de atentado contra la autoridad. Por la tarde, los tres detenidos fueron puestos en libertad, según informó el departamento vasco de Interior, informa Efe.

Según indicó el portavoz del PP vasco, Leopoldo Barreda, los radicales «están envalentonados. Lo vemos en las actitudes políticas y lo están trasladando a la calle. Va a haber chispazos de un sitio a otro». Barreda indicó que «no hay que dejar pasar ni una, porque si les vamos dejando lo van a hacer día tras día». Además, destacó que ahora que Bildu «ha roto amarras cada vez va a batasunizarse más». Prueba de ello está en cómo tratan de mantener el control de todo.