Historia

El Gobierno pide exhumar a Franco a 23 días de marcharse

A un mes de que Mariano Rajoy sea investido nuevo presidente de España, el Gobierno presentó ayer el informe de la comisión de expertos para el futuro del Valle de los Caídos. Con sus resoluciones, que no podrá aplicar por estar en funciones, pone su particular broche a una de sus máximas promesas de esta Legislatura: la recuperación de la memoria histórica.

Unos niños observan la tumba de Franco
Unos niños observan la tumba de Franco

MADRID- Ante la imposibilidad de desarrollarlas, el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, que compareció ayer ante la Prensa escoltado por los dos presidentes de la comisión, Virgilio Zapatero y Pedro José González-Trevijano, no desaprovechó la presentación del informe para demandar al futuro Ejecutivo que, aunque la posponga por la crisis, «no entierre en un cajón» la intervención en el mausoleo.

La comisión de expertos recomienda la exhumación y el traslado de los restos de Francisco Franco a otro lugar que «elija la familia» y coloca la decisión en el tejado de la Iglesia. Sin su autorización, el Gobierno no podrá mover ni un dedo. Por eso, anima al Ejecutivo a buscar un acuerdo con las autoridades eclesiásticas pertinentes. Para la comisión de expertos, este traslado sólo puede llevarse a cabo fruto de un gran consenso social y del arco parlamentario.
Mientras que la decisión de la Iglesia será crucial en el traslado de los restos de Franco, la voluntad de su familia no será vinculante. Pese a no ser vinculante, Virgilio Zapatero y González-Trevijano coincidieron ayer en la necesidad de consultarla cualquier decisión que se tome. Según desvelaron, ambos mantuvieron una reunión «cordial» con la hija de Franco, Carmen. Durante el encuentro les pidió que los restos de su padre permanezcan en el lugar donde fueron enterrados en 1975, tras recordarles que fue una decisión del Gobierno de entonces y no de su progenitor enterrarle en el Valle de los Caídos.

La recomendación del traslado de los restos mortales de Franco es la única que no ha sido adoptada por unanimidad de los doce miembros de la comisión. Esta propuesta contó con la oposición de Miguel Herrero de Miñón, Feliciano Barrios y el propio González-Trevijano. Los tres se mostraron partidarios de la «continuidad y asunción» de la historia de España «tal y como es», aceptando «sus luces y sus sombras». 36 años después del fallecimiento de Franco, consideran que su traslado aún puede provocar «división, separación y tensión» entre la sociedad. Por eso creen necesario que hay que «sopesar y evitar» esta fractura. La permanencia de los restos de José Antonio Primo de Rivera en el recinto, sin embargo, sí cuenta con el apoyo de los doce integrantes de la comisión por ser víctima de la Guerra Civil, pero defienden su reubicación dentro de la Basílica «dada la igual dignidad de todos los allí enterrados».

La comisión ha contado con el trabajo y asesoramiento de numerosos equipos de investigación y forenses para la identificación de los restos óseos enterrados en el recinto. La conclusión no deja margen a la duda: «Es prácticamente imposible» la identificación individualizada de los fallecidos y su exhumación debido a su mal estado de conservación.

 Después de cinco meses de trabajo, los expertos abogan por convertir el Valle de los Caídos en un lugar en memoria de «todos» los fallecidos durante la Guerra Civil y la represión franquista posterior. Es decir, proponen que en su instalación solo permanezcan los restos de los muertos durante la guerra. Para ello, se muestran partidarios de suprimir del recinto de cualquier connotación ideológica y política. Proponen, además, la creación de un conjunto artístico en la explanada que se encuentra frente a la Basílica que honre la memoria de todos los que están allí enterrados, con la inscripción de sus nombres, así como un recuerdo de los cadáveres que están sin identificar.

Además, cree imprescindible la rehabilitación del cementerio, la creación de un espacio destinado a la meditación y la construcción de un centro de interpretación que explique «cuándo, cómo, por quién y por qué» fue construido el Valle de los Caídos. Además, avisa de una eventual ruina del Valle de los Caídos, si no se acomete una remodelación urgente.

 

Las claves

FRANCO
Nueve de los doce integrantes de la comisión de expertos recomiendan la reubicación de sus restos fuera del Valle de los Caídos.

PRIMO DE RIVERA
Abogan por que sus restos permanezcan en el Valle de los Caídos por ser una víctima de la Guerra Civil.

LAICO
Piden eliminar cualquier connotación religiosa o política para convertir el recinto en un auténtico recuerdo a la memoria de todos.

SIN IDENTIFI-CACIÓN

Concluye que no se puede identificar los restos de los enterrados por su mala conservación.

RESTAURACIÓN
Aconsejan restaurar el recinto para evitar su ruina por el paso del tiempo. Presidencia invierte cinco millones de euros en el mismo.