Residuos cero en los puertos

El objetivo es mejorar la calidad de las aguas próximas a los 35 puertos que tienen titularidad autonómica.

Barcos amarrados en la dársena interior del puerto de Valencia
Barcos amarrados en la dársena interior del puerto de Valencia

Valencia-Todos los desechos generados por buques de cualquier clase que atraquen en los puertos de la Generalitat Valenciana deberán poner en práctica un detallado protocolo para deshacerse de los residuos, que se gestionarán en ecoparques especialmente diseñados para el tratamiento ambiental de los desechos de los barcos, como aceites de sentinas y otros productos muy contaminantes.
El plan de recepción y manipulación de desechos generados por buques en los puertos de la Generalitat se aplicará a barcos de pesca, embarcaciones de recreo y barcos de mercancías y pasajeros. Ha sido ya consultado con las cofradías de pescadores, puertos deportivos, navieras y demás sectores, de cara a su inmediata aplicación.
La Generalitat ha instalado en los puertos de la Vila Joiosa y Dénia, donde ha desarrollado sistemas de gestión ambiental, dos puntos limpios especialmente diseñados para la gestión de los residuos de buques. El proyecto de estas instalaciones, ajustado en tamaño y necesidades, se aplicará a todos los puertos de la Comunidad Valenciana que son de titularidad autonómica para dotarlos de completos ecoparques en los que cada residuo se trate de forma idónea para preservar el medio ambiente.

Mejorar el sistema
Los puertos de la Generalitat disponen en la actualidad de servicio de recogida de desechos para aceite de sentinas, residuos sólidos asimilables a urbanos, aceites de motor, aguas aceitosas, envases contaminados, trapos, filtros de aceite y baterías. El proyecto genérico que se va a aplicar mejorará y normalizará estas instalaciones para los 35 puertos de titularidad autonómica.
Los puertos de la Generalitat son de tipo pesquero y deportivo, pero también se desarrollan actividades comerciales en los de Dénia y Torrevieja. A partir de la puesta en vigor del plan, el responsable del buque deberá observar un protocolo para la notificación y solicitud de descarga de residuos, según se trate de embarcaciones de línea regular, buques de pesca fresca, embarcaciones de recreo o de otro tipo.
En la actualidad, la Conselleria de Infraestructuras tutela los sistemas de gestión ambiental de los puertos de Dénia y la Vila Joiosa. En el caso del primero, que aglutina las funciones pesquera, deportiva y comercial, tanto de personas como de mercancías, se recogen al año del orden de 3.600 litros de aceites usados, más de 300.000 kilos de residuos sólidos, 7.500 de envases vacíos contaminados, 800 kilos de filtros usados y 400 de trapos y material absorbente contaminado.
Las embarcaciones que utilizan este puerto son gestionadas a través de la Autoridad Portuaria o de distintas concesiones, según su área de actividad. Los usuarios del puerto de Dénia disponen de tres zonas de contenedores y dos puntos limpios, uno en la Cofradía de Pescadores y otro en la Marina.


Información para concienciar
La instalación de ecoparques va acompañada de una campaña de concienciación en la que explica los efectos que tiene tirar los residuos que generan los barcos al mar.
- Hidrocarburos: Provoca la destrucción y la alteración de los hábitats marinos. En casos en los que el vertido sea de gran cantidad, la muerte de especies. Además, causa toxicidad en las aguas.
- Materia orgánica: Provoca que llegue menos luz a las aguas, y por tanto, que sea más complicado que se realice la fotosíntesis. Esta clase de vertidos también favorece los episodios de anoxia, que provoca la muerte por falta de oxígeno.
- Flotantes: Producen prácticamente los mismo efectos de los vertidos de materia orgánica.

La campaña de información insiste en que la contaminación del mar afecta a todos.