Un híbrido de lujo al alcance de todos

El nuevo modelo de Lexus emite 89 gramos de CO2 por kilómetro recorrido 

Un híbrido de lujo  al alcance de todos
Un híbrido de lujo al alcance de todos

Lo que antes era excepcional, poco a poco se vuelve habitual. Es la ley del progreso tecnológico, que se cumple con los modelos de Lexus. Esta marca de prestigio del grupo Toyota, que siempre ha mantenido la innovación en lo que respecta a motores híbridos, va ampliando su gama de modelos equipados con este tipo de motores mixtos de combustible sólido y electricidad. De manera que, si antes únicamente podíamos encontrarlo en unas deteminadas versiones, ahora ya casi todos los modelos de la gama japonesa tienen la posibilidad de instalar esta tecnología de vanguardia.
El último ejemplo es el CT 200h, cuya presentación oficial tuvo lugar recientemente en el Salón Internacional del Automóvil de París. Se trata de un modelo de amplias dimensiones y un nivel de terminación que lo equipara con las mejores berlinas del momento.
Pero la gran diferencia es que este CT 200h da un paso más dentro de la política de reducción de combustible y, con ello, de emisión de gases a la atmósfera. Su mecánica es líder en su segmento en emisiones ultrabajas, ya que sólo suelta a la atmósfera 89 gramos de CO2 por kilómetro recorrido, cuando las más estrictas normas europeas anticontaminación han limitado la emisión de gases a 120 gramos por kilómetro, y los coches que lo logren tienen importantes exenciones fiscales.
Este CT 200h es el primer automóvil de lujo con carrocería compacta que es totalmente híbrido. Un avance que no perjudica en absoluto ni sus prestaciones ni su habitabilidad interior. El puesto de conducción es el de una gran berlina, con amplios butaconesy una visibilidad externa destacable. Frente al conductor, una pantalla le indica la transferencia de fuerzas entre los motores eléctricos y de combustible.

Interior
En el interior del habitáculo pueden acomodarse sin apreturas cinco personas adultas y su espacio de maletero es asimismo muy generoso, a lo que contribuye la quinta puerta que facilita el acceso de los equipajes. Su diseño es amplio y a la vez compacto y guarda una línea estilizada y elegante. Sus prestaciones también son interesantes para un híbrido, ya que pasa de cero a cien por hora en poco más de diez segundos y su velocidad máxima se situa en los 180 por hora. Pese a todo ello, su precio cuando salga al mercado será bastante ventajoso. Según las informaciones recogidas en la muestra de París, se calcula que la factura final no superará los treinta mil euros, lo que es una tarifa muy moderada teniendo en cuenta la calidad que siempre caracteriza a los Lexus.