Seguridad para la alta velocidad

El martes se presenta el AVE modelo S-112 que sustituye al que se usa actualmente
El martes se presenta el AVE modelo S-112 que sustituye al que se usa actualmente

Valencia-En treinta minutos un equipo de seguridad debe ser capaz de llegar al punto exacto en el que se ha producido la avería. Este el compromiso que Thales debe cumplir como responsable de seguridad del AVE Madrid- Valencia. Los 390 kilómetros de vías que separan ambas ciudades estarán controlados a través de detectores que permiten alertar al puesto de control si hay un exceso de calor, de viento o si ha caído algún objeto a la vía.Los sensores de calor determinarán, a través de infrarrojos, si se ha producido un incendio o si los ejes del tren están demasiado calientes y existe peligro de que se rompan. Detectar el fuerte viento es fundamental para asegurar la estabilidad del tren. Los AVE miden unos cuatro metros y el viento lateral a su paso en viaductos como el de Contreras podría resultar peligroso. El tren debe detenerse. Exactamente lo mismo ocurre con la existencia de objetos. En cuanto cae cualquier cosa, a la vía el tren se detiene de manera automática. El sistema también cuenta con una red multiservicio de comunicaciones fijas de datos y voz, de sistemas de videovigilancia y controles de acceso.El centro de control estará situado en Albacete, donde llegarán todas las incidencias que se produzcan. El sistema utilizado es el GSMR, más preciso que el que emplea la telefonía móvil y obligatorio para controlar los trenes AVE. Ramón Mayorga, directivo de Comunicación y Marketing para el área de Transporte de Thales España, explica que todos estos sistemas han demostrado su eficacia de manera sobrada en otros trayectos en lo que esta multinacional ya ha puesto en práctica sus sistemas de señalización y enclavamiento. De hecho, afirma que desde que funciona el AVE en España, nunca se ha producido ninguna incidencia de seguridad perceptible para el viajero.Thales se ha hecho cargo de la seguridad de los trenes de alta velocidad Madrid- Sevilla, del Madrid- Toledo, del Córdoba- Málaga, del Madrid- Sevilla- Valladolid, y del Lérida- Tarragona- Barcelona.