Chile se interesa por la sanidad vegetal murciana

Una delegación del Departamento de Vigilancia y Control Oficial del Gobierno de Chile visitó la Región de Murcia esta semana para comprobar el funcionamiento del sistema de producción de plántulas hortícolas, así como el control que lleva a cabo el Servicio de Sanidad Vegetal de la Consejería de Agricultura y Agua

Miembros de la delegación chilena, durante su visita a uno de los centros de producción de plántulas hortícolas de la Región de Murcia
Miembros de la delegación chilena, durante su visita a uno de los centros de producción de plántulas hortícolas de la Región de Murcia

El director general de Modernización de Explotaciones y Capacitación Agraria, Ángel García Lidón, destacó la importancia de este sector, que «produce anualmente en la Región más de 4.200 millones de plántulas hortícolas. De ellas, un 50 por ciento se distribuye por Andalucía, Navarra, Valencia y Extrema-dura». Según García Lidón, la delegación chilena mostró gran interés por los controles fitosanitarios que realiza la Administración autonómica, «sobre todo los relativos a las enfermedades viróticas, que se efectúan antes de la salida del material vegetal».

Técnicos del Servicio de Sanidad Vegetal de la Consejería explicaron a los miembros de la delegación las medidas estructurales exigidas a los productores semilleristas. Unas medidas que, como afirmó García Lidón, trajeron «una modernización de las estructuras productivas de los semilleros de la Región de Murcia».

 residente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, coincidieron ayer en la necesidad de que la próxima reunión del G-20 en Londres, a la que asistirá España, sea una «cumbre de decisiones» y vaya más allá de las «interminables reuniones y discursos» sin resultados concretos. Asimismo, la presidenta argentina defendió que se debe reformar no sólo el sistema financiero internacional sino la propia ONU puesto que, en su opinión, la crisis financiera es un reflejo de lo que estaba ocurriendo ya en la política, informa Ep.

La cumbre del G-20 del 2 de abril fue uno de los temas que abordaron los dos mandatarios en La Moncloa. Según Zapatero, la creación de «un nuevo orden financiero internacional» supone «el reto más trascendente» al afrontar la crisis mundial. Asimismo, entre los objetivos para su consecución, se fijó «la suspensión de los paraísos fiscales» y la reforma del Fondo Monetario Internacional (FMI).