El disidente cubano Jorge Cervantes abandona su huelga de hambre

El disidente cubano Jorge Cervantes abandonó este domingo la huelga de hambre que llevaba a cabo desde hacía 28 días en protesta por su detención, después de que las autoridades le dijeran que será liberado cuando se recupere de las secuelas del ayuno, informó hoy a Efe su madre, Alba García.

"Él (Jorge) rompió la huelga ayer después de 28 días y (las autoridades) le dijeron que tiene que alimentarse primero para darle la liberación y sigue en la sala de terapia intensiva", explicó García desde el hospital "Saturnino Lora", en la ciudad oriental Santiago de Cuba, situada a 860 kilómetros al sureste de La Habana.

Cervantes, miembro del grupo "Municipios de Oposición", está detenido desde el 29 de mayo pasado por colocar carteles críticos en lugares públicos del municipio oriental de Contramaestre, donde reside, y se declaró en huelga de hambre para exigir que sea dejado en libertad porque se considera inocente.

En el momento de su detención el opositor se encontraba en libertad condicional, que le ha sido revocada, y se encuentra hospitalizado desde el 10 de junio.

Según la madre de Cervantes, la policía cubana le dijo a su hijo que "la liberación no se va a producir hasta tanto no se haya recuperado"de las secuelas de este ayuno, que hace el número catorce que ha emprendido.

"Está muy delgado, pesa solo 65 kilos, lo que pasa es que Jorge es de un espíritu muy vivo, y dice que si cuando se recupere no le dan la libertad va a regresar a la huelga", declaró Alba García.

El pasado domingo un grupo de expresos cubanos se concentró en Madrid (España) frente a la Embajada de Cuba para denunciar el delicado estado de salud de Jorge Cervantes.