San Sebastián

La promoción de Bildu

La Razón
La Razón La Razón

Alrededor de Bildu, los herederos de Batasuna, hay un descarado cinismo por parte de los que se sorprenden y lamentan por sus expectativas electorales ante el 20-N. Lo mismo sucedió cuando se hicieron con el control de la diputación foral de Guipúzcoa, del ayuntamiento de San Sebastián y de más de un centenar de municipios. A los demócratas nos une el deseo de acabar con ETA, pero nos diferencia la estrategia sobre cómo conseguirlo. Hace tiempo que se escucha entre algunos políticos de izquierdas y periodistas que el fin de la banda influirá electoralmente. Me parece un análisis absurdo, aunque comprensible en el estado agónico que se encuentra el PSOE y sus afines. La inminente pérdida del poder les hace soñar con lo imposible. Bildu ha tenido la mejor campaña de propaganda gratuita de los últimos años y nadie se tiene que sorprender que le haya sido tan beneficiosa. Las expectativas de paz que se han generado, con afirmaciones desde la izquierda, puede darle cuatro o cinco diputados en las generales.