El juez deja en libertad a Morillas y Vidal tras prestar declaración en el caso Umbra

Ana María Vidal (centro), a la salida de los juzgados, ayer
Ana María Vidal (centro), a la salida de los juzgados, ayer

MURCIA- La jefa de los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Murcia, Ana María Vidal y el antecesor en el cargo como gerente de Urbanismo del Consistorio murciano, Pedro Morillas, quedaron ayer en libertad tras declarar una hora y media aproximadamente cada uno ante el titular del Juzgado de Instrucción número de 8, David Castillejos. Tanto a Vidal como a Morillas se les presuponía un supuesto delito de prevaricación. Con las declaraciones de ayer ya son once las personas que han quedado en libertad después de declarar ante el juez. Se trata de los tres detenidos, Alberto Guerra, Higinio Pérez y Renato de Noce a los que se le suman los ocho de los 20 imputados que ya han declarado: Joaquín Peñalver, Fernando Berberena, Francisco Arqués, Alfonso Ramírez, Juan Torres Fontes, Jesús Samper, Ana María Vidal y Pedro Morillas.
El abogado de Vidal y Morillas, José Muñoz Clares manifestó ayer a la salida del Palacio de Justicia de Murcia que el instructor de la «operación Umbra», David Castillejos, es «excesivamente joven para este asunto» e «inexperto» y reiteró que ni él ni el fiscal supieron concretar ni hacer consistente la imputación a sus defendidos. Por esto, declaró que va a solicitar que se retire la prevaricación genérica que se les imputa a su pareja de defendidos.