La EMT reforzará el servicio «en función de la demanda»

La Empresa Municipal de Transporte (EMT) de Madrid reforzará su servicio "en función de la demanda"en los turnos de mediodía y de tarde, según indicaron a Europa Press un portavoz del Ayuntamiento de la capital.

La Empresa Municipal de Transporte (EMT) de Madrid reforzará su servicio "en función de la demanda"en los turnos de mediodía y de tarde, según indicaron a Europa Press un portavoz del Ayuntamiento de la capital. Así, los responsables de los autobuses urbanos de la capital estudiarán la demanda que se registra tanto a la hora de comer --cuando además se produce la hora de salida de quienes ya tienen jornada continua-- como por la tarde, cuando finaliza la jornada laboral, que hoy además coincidirá con el partido de España en el Mundial. Según los niveles de afluencia de ciudadanos a las paradas de autobuses de la ciudad, los responsables de la EMT decidirán sacar más vehículos, para suplir así la falta de servicio de Metro a consecuencia de la huelga convocada hoy por los sindicatos, que además no están cumpliendo los servicios mínimos. De hecho, el servicio de autobuses se colapsó esta mañana cuando los usuarios del suburbano abandonaron las estaciones para buscar una alternativa en superficie para llegar a sus puestos de trabajo, fenómeno que se produjo pese a que el servicio de la EMT se prestó al cien por ciento durante toda la mañana. Según la empresa, todos los vehículos que funcionan un día laborable en hora punta durante el invierno, cuando hay mayor frecuencia, circulaban hoy por las calles de la capital, por lo que era imposible ampliar aún más el servicio. Lo que sí se hizo fue reforzar "al máximo posible"el personal de atención al cliente con 50 empleados de atención móvil al cliente en las principales paradas de autobuses y en los intercambiadores (Atocha, Nuevos Ministerios, Moncloa, Embajadores, entre otros) así como la Oficina de Atención al Cliente, que está recibiendo seis veces más llamadas que un día normal.A los 2 millones de usuarios de Metro afectados por la huelga del suburbano, se suman, como perjudicados, los 1,6 millones de viajeros que suele tener la EMT en un día normal --este es el dato que registró ayer, que también por la primera jornada de huelga, se vio incrementado un 10 por ciento--. A primera hora de la mañana, las colas en las paradas de los autobuses eran muy largas y se han producido algunas aglomeraciones para subir a los autobuses, aunque muchos de ellos no podían ni parar porque iban al cien por cien. A esta demanda desmesurada se le sumó el aumento de tráfico en la calle, que también impidió la fluidez de un día normal.