Anticorrupción mete prisa a la juez y pide que declaren ya los imputados

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

SEVILLA- A la juez que instruye el caso de los ERE fraudulentos, Mercedes Alaya, se le acumula el trabajo. A los miles de folios del sumario y a los más de 50 imputados, se suman las prisas de la Fiscalía Anticorrupción que ha solicitado que «a la mayor brevedad» posible cite a declarar al actual director general de Trabajo, Daniel Alberto Rivera –respaldado por Griñán–, así como a su antecesor en el cargo, Juan Márquez, ambos imputados en la causa, todo ello al objeto de «avanzar» en la investigación.
En un escrito elevado ayer ante el Juzgado instructor, Anticorrupción insta a la juez a que señale fecha para la declaración judicial de los integrantes de la supuesta trama. Argumenta que uno de los principales imputados, el ex director general de Trabajo, Francisco Javier Guerrero, está citado para el próximo jueves 23 y aboga por fijar un calendario para el resto.
La Fiscalía también reclama que, para «avanzar en la investigación, cite a las personas imputadas de las piezas separadas correspondientes «a las ayudas públicas» en los ERE de las empresas Río Grande, Surcolor, Calderinox, Acyco y Aglomerados Morell.
Alaya, ante el volumen de información, ordenó hace meses elaborar piezas separadas de cada uno de los ERE presuntamente irregulares. Los informes de la Guardia Civil sobre cinco de ellos ya están en el juzgado y Anticorrupción entiende que no hay que esperar al resto.
El ex chófer
La Fiscalía también pide nuevas diligencias con respecto al ex chófer de Guerrero, que recibió 900.000 euros en ayudas públicas y que confesó que parte de ellas la destinó a «fiestas y cocaína», así como a «regalos» para su jefe. Reclama a la instructora «averiguar otras ayudas obtenidas» por sociedades «en las que sea partícipe», como por ejemplo Sapphire Grupo Empresarial S.L., «y la relación de ésta con otras empresas de la trama».