Un asador con historia

El aroma que desprende el pan recién horneado, así como el de los chicharrones calentintos, recorre La Venta de Cartuja.

Rodrigo Valle decidió hacer realidad el sueño de su padre y levantar este local, que ofrece buena cocina y mejor atención
Rodrigo Valle decidió hacer realidad el sueño de su padre y levantar este local, que ofrece buena cocina y mejor atención

Rodrigo Valle recuerda los duros cuatro meses de cierre obligado por los destrozos causados tras las inundaciones provocadas el invierno pasado por el desbordamiento del río Guadalete. Se trata del restaurante más antiguo de Jerez y, probablemente, dice Valle, de la provincia de Cádiz, para cuya restauración ha respetado «los arcos y piedras que nos encontramos. Por entonces era un local en el que se vendían pan, artículos para los «desavíos» y poco más». Así, Rodrigo se lió la manta a la cabeza para emprender el sueño de su padre, Rodrigo Valle Narváez: crear un asador de carnes. «Algo impensable sin la ayuda de mi familia, el equipo que trabaja conmigo y de los amigos», quiere dejar claro Rodrigo, que tiene previsto inaugurar un par de chiringuitos en los parques públicos de La Plata y Puertas del Sur de Jerez.


A la vista del comensal
Un antiguo horno de leña preside el establecimiento y de él salen las estrellas de la carta: cordero de Segovia, ternera de Ávila, cortes de buey de Irlanda y de cerdo ibérico de Huelva, que preparan a la vista del comensal.

Para los amantes de los platos de caza, el conejo de campo en salsa con patatas es una buena sugenrencia. Pero antes abra apetito con una ración de langostinos a la plancha, de jamoncito ibérico de bellota o de croquetas. El mero a la roteña triunfa en el apartado de pescado, tanto como el pez espada, el choco y la dorada a la espalda en salsa verde. De postre, los huevos nevados se llevan la palma.

Después del almuerzo, atendido por un servicio inmejorable, la mejor opción es disfrutar de una buena sobremesa. En la bodega destaca la gama Zoilo Ruiz Mateos VORS –Oloroso, Pedro Ximénez y Amontillado–, unos vinos exclusivos con Soleras Centenarias de la Reserva Privada de la familia Ruiz-Mateos, perteneciente al Grupo Garvey: «Se trata de una joya enológica. Un vino único por su excepcional calidad, perfecto para disfrutar por la tarde», dice Valle.


Huevos nevados
Ingredientes:
-leche
-huevos
-galletas
-brandy
-Canela
-Natillas

Elaboración:
Batir las claras a punto de nieve y reservar. Hervir la leche para mojar las galletas con un chorrito de brandy. Después, colocarlas en un bol de postre.
Una vez esté la leche hirviendo, añadir el azúcar y las bolas de clara montada para que se cuezan. Poner encima las galletas (tantas como desee), batir las yemas y echar la leche hirviendo junto con un sobre de natillas. Cuando espese, servir encima de las gallegas con las claras y espolvorearlas con canela. Servir.


El plato estrella
Las patitas de cordero lechal son famosas entre los comensales habituales a este local que no defrauda, igual que la carrillada de cerdo ibérico y la cola de toro. De postre, los huevos nevados.
La bodega
Según Rodrigo Valle, la gama Zoilo Ruiz-Mateos VORS oloroso, Pedro Ximénez y amontillado, del Grupo Garvey, «es una joya enológica. Un vino único y exclusivo. ranquilo».

Dirección

-Venta La Cartuja. Barriada Lomopardo, s/n. Jerez.
Tel: 956 156 590.
Precio medio: 18 euros.
Plato estrella: patitas de cordero lechal.
Días de cierre: ninguno. Cenas: viernes, sábados y víspera de festivo.
Tarjetas: admite todas.
Prestaciones: poseen
otro local en San Fernando (Cádiz): Reyes Cátólicos.
Tel. 956 899 860.