El presunto etarra detenido ayer en Francia iba armado y está hospitalizado

Oier Ardanaz Armendariz, un presunto miembro de la banda terrorista ETA fue detenido ayer en el departamento 24 de Francia, en la zona centro-sur del país.

Imagen de archivo de un control policial en Francia
Imagen de archivo de un control policial en Francia

El presunto etarra Oier Ardanaz Armendariz, detenido ayer en el suroeste de Francia tras sufrir un accidente, iba armado y se encuentra en un hospital aunque su estado no es grave, según informaron hoy fuentes de la investigación.

Las fuentes explicaron que como se le está ofreciendo atención médica y debe ser interrogado sobre algunas circunstancias de su arresto, hacia las 21.00 horas (19.00 GMT) de este miércoles, su traslado a París es probable que no se produzca inmediatamente, informa Efe.

De la investigación del caso se encarga la Subdirección Antiterrorista (SDAT) de la Policía Judicial gala, que custodia al detenido hasta que pase a disposición de un juez antiterrorista en la capital francesa en un máximo de 96 horas desde su detención.

Ardanaz Armendariz iba armado con una pistola Magnum 357 cuando fue capturado tras empotrarse contra una roca con un coche que acababa de robar junto a un cómplice -que logró escapar en otro vehículo- en una carretera junto a la localidad de Jumihac le Grand, explicó Yves Congé, alcalde de esta localidad del departamento de Dordoña.

El presunto etarra quedó herido y fue sacado del coche por dos hombres que le perseguían al percatarse de que dos desconocidos habían entrado en su granja con un Peugeot 307 con matrícula francesa y les habían robado su coche, precisó Congé.

"Suerte que lo sacaron, porque si no se habría quemado"con el automóvil, que ardió a causa del impacto e incluso provocó un pequeño incendio en el monte, subrayó el alcalde.

Los investigadores dijeron no poder confirmar por el momento la versión del responsable municipal de que en el coche había munición que causó explosiones al incendiarse el vehículo.

De acuerdo con la versión de Congé, todo empezó cuando el agricultor y su yerno salieron a perseguir a la pareja que había entrado en la granja a llevarse su coche y después de una primera carrera, se encontraron de frente con los dos coches de los fugados que les arremetían.

Uno de esos coches chocó contra los perseguidores, se salió de la carretera e impactó contra una roca; el segundo trató de embestirlos más tarde pero se encontró con un cuarto vehículo que, para evitarlo, salió igualmente de la calzada y cayó por un precipicio de siete metros de altura.

Sus dos ocupantes salieron ilesos y fue entonces cuando el cómplice del presunto etarra arrestado se dio a la fuga.

Ardanaz Armendáriz llevaba dinero encima, pero no una cantidad significativa y los documentos que tenía en su posesión están siendo analizados por los servicios antiterroristas españoles.

La Policía gala mantiene un amplio despliegue para detener al presunto miembro de ETA huido. El detenido permanecía en dependencias policiales francesas e iba a ser interrogado en las próximas horas.

El automóvil que querían robar los terroristas tenía las llaves puestas. El del descuido es el método que utilizan actualmente los etarras para sustraer automóviles. El presunto etarra sufrió un accidente cuando era perseguido por el robo de un coche, explicaron fuentes de la investigación.

Oier Ardanaz Armendariz, natural de Pamplona, donde nació el 6 de agosto de 1987, se encontraba huido desde el mes de octubre de 2008, cuando desapareció tras producirse una operación de la Guardia Civil contra SEGI. No tiene pendientes requisitorias en España. El arrestado aún se encuentra ingresado en un hospital debido al accidente que sufrió minutos después de iniciar su huida a bordo del coche que acababa de robar.

Esta acción criminal demuestra, tal y como adelantó LA RAZÓN, que el parón que ETA había ordenado a sus militantes ha prescrito, como ya quedó demostrado con la detención en la frontera ítalo-francesa del presunto terrorista Iñigo Domínguez, que había acudido al país transalpino a comprar materiales para fabricar bombas.
 
Rubalcaba: "es frecuente"que traten de cambiar de coche en la clandestinidad
El vicepresidente del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado que el etarra detenido anoche en Francia tras robar un coche, Oier Ardanaz, estaba tratando de cambiar de vehículo en una práctica habitual de los terroristas para mantenerse en la clandestinidad. Rubalcaba ha añadido que no le sorprende este arresto ya que sabían de su integración en la banda.

"Estaba intentando cambiar de coche, cosa que hacen con frecuencia cuando están en la clandestinidad por razones de seguridad", ha explicado al ser preguntado acerca de las intenciones de los terroristas.

En ese sentido, ha añadido que las fuerzas de seguridad sabían que "había ingresado en ETA". "No nos ha sorprendido nada que la policía le haya detenido con una pistola porque ya sabíamos que estaba en ETA", ha reiterado Rubalcaba en la rueda de prensa en la que ha informado acerca del desarrollo de la reunión del G-6 de ministros del Interior y EE UU celebrado en El Pardo (Madrid).

El ministro ha recordado que Arnadaz, de 24 años, era un huido de Segi y que fue investigado por la Guardia Civil en 2009, si bien no ha precisado sus funciones actuales en la banda ni las investigaciones sobre el paradero de un segundo terrorista que sí logró escapar.