El Rey abre las puertas de India a la Marca España

Con este viaje se trata de potenciar las inversiones en el subcontinente

El Rey, tras aterrizar en el aeropuerto de Bombay, ayer, es recibido por el embajador de India en España, Sunil Lal, que le entrega un ramo de flores. Acompañan a Don Juan Carlos  durante este viaje los ministros de Exteriores, Industria, Defensa y Foment
El Rey, tras aterrizar en el aeropuerto de Bombay, ayer, es recibido por el embajador de India en España, Sunil Lal, que le entrega un ramo de flores. Acompañan a Don Juan Carlos durante este viaje los ministros de Exteriores, Industria, Defensa y Foment

BOMBAY- Flores engarzadas en escopetas a manos de vigilantes o luces animando los coches de caballo al atardecer fue la estampa que Don Juan Carlos pudo ver cuando el avión de la Fuerza Aérea Española aterrizó en Bombay. Un buen día para los más devotos de la Fiesta de la Cosecha, que confiaban en que ayer sería un «dusera» –«día de buenos augurios»– para las relaciones comerciales e inversiones de España en India, que el Monarca pretende potenciar en esta visita oficial. Porque, 30 años después de su última visita, Don Juan Carlos llegó con un séquito de empresarios y ministros con el fin de conseguir grandes contratos de las compañías más representativas de España en un país necesitado de grandes inversiones.

En el segundo país más poblado del mundo, España tiene una presencia de 200 empresas, desde pequeñas franquicias hasta las ingenierías más importantes del país. Con una tasa de crecimiento económico medio anual superior al 7% desde hace varias décadas, durante los próximos 5 años India invertirá un billón de dólares en infraestructuras, y se espera que en un plazo máximo de 25 años el 20% de dicho mercado a escala mundial esté aquí. España está «entrenando» para el do de pecho, ya que el país asiático requiere del empuje exterior en infraestructuras viarias, ferrocarriles, energía, agua e industria automovilística. El Grupo San José tiene puesto el ojo en una autopista de peaje y cuatro túneles; Roca es el mayor productor de sanitarios en el país; la constructora Isolux Corsán es el primer inversor europeo individual, y la tecnológica Ayesa se ha hecho cargo de 26 estaciones del metro de Delhi.

La presencia de Don Juan Carlos y de los ministros de Fomento, Exteriores, Industria y Defensa supone un espaldarazo del Estado a los nuevos proyectos. Según fuentes diplomáticas, el Rey mantiene estrechas relaciones con la presidenta del Partido del Congreso, Sonia Gandhi, el primer ministro indio, Manmohan Singh, y el presidente Pranab Mukherjee, además de los líderes de las empresas más potentes del país como Tata o Induya. Así, los representantes de Isolux Corsán, Caf, OHL, Navantia, Gestamp, Roca, Asigna, Abengoa, Acciona, Indra, TALGO, Sacyr y del Grupo San José pujarán por posicionarse. Durante el día de hoy y mañana mantendrán, junto con el Monarca y los ministros, almuerzos y reuniones con las más altas representaciones del país y grupos empresariales: la riqueza de todos los representantes con los que se reúnen hoy suponen el PIB de Finlandia –250.000 millones de euros–.

También en Defensa, España juega un papel importante. India no tiene ninguna alianza militar respaldada por Estados Unidos. La potencia asiática busca una industria independiente y «que no ponga condiciones», por lo que hay contratos importantes encima de la mesa. Entre ellos, aviones de repostaje aéreo o buques de proyección estratégica «como el Don Juan Carlos».

 

Un Monarca muy «bollywoodiense»
Si bien dentro de la ex colonia británica España suscita simpatías, tal y como aseguran, este viaje también estará marcado por un componente de espectáculo. El Rey recibirá hoy al equipo artístico y de producción de la película «Sólo se vive una vez», la película de Bollywood que más ha recaudado en todo el verano en el país asiático y que ha fomentado el turismo en nuestro país.