Chaikovsky pone una pica en el Liceo

A la dcha., la contralto Ewa Podles, protagonista absoluta de «La dama de picas», de Chaikovsky
A la dcha., la contralto Ewa Podles, protagonista absoluta de «La dama de picas», de Chaikovsky

Las buenas producciones propias, como en cualquier otro teatro del mundo son un patrimonio único y muy caro y por ello deben de irse reponiendo con orgullo y satisfacción, como prueba de la excelencia de su política artística, y no sólo pensar en ellas en época de crisis. Por ello, es interesante que el Liceo presente por tercera vez en dos décadas esta vistosa y cuidada puesta en escena de «La dama de picas», firmada por William Olandi y dirigida por Gilbert Deflo. Desde el punto de vista musical hay que destacar la labor del cada vez más apreciado director musical del teatro, Michael Boder, quien ofreció una lectura vibrante y suntuosa de una de las óperas de mayor éxito de Chaikovsky, frente a una Sinfónica del Liceo muy compacta y sin altibajos. Muchos esperábamos con gran interés la presencia de Ben Heppner en el papel de Hermann pero tras el ensayo pre general se anunció su sustitución por enfermedad, en todas las funciones, por el joven tenor ucraniano Misha Didyk. Éste último mucho más juvenil, ofreció buena presencia escénica y dotes actorales junto a una voz importante y adecuada, típicamente eslava, que quizá se mostró algo metálica en los agudos y con una cierta contención en su proyección pero que consiguió un importante triunfo. Príncipes y condesLudovic Tézier, fue un lujo como el Príncipe Yeletsky, especialmente en su hermosa aria del segundo acto. El georgiano Lado Antaneli fue otro de los cantantes de interés de este amplio reparto y ofreció un Conde Tomsky muy completo y musical. Entre el reparto femenino Ewa Podles fue una dama de picas impactante y turbadora, con una interpretación de gran nivel canoro y actoral. La estadounidense Emely Magee resultó una más que solvente Lisa mientras que la rusa Elena Zaremba derrochó medios y expresividad en su breve papel de Polina. Muy correcto el resto del reparto con una mención especial al Coro del Liceo, reforzado por el Coro Intermezzo, que lograron dar toda la magnificencia y el aroma de este gran fresco ruso, incluso en el sentido coro final de los jugadores. Una producción vistosa y atenta al libreto, con momentos de gran belleza, a pesar de una dirección de escena que podría mejorar algún aspecto. El público recibió a todos los intérpretes y especialmente al director y la orquesta con grandes aplausos y bravos.

«La dama de picas»De Chaikovsky. Solistas: M. Didyk, L. Ataneli, L. Tézier, F. Vas, E. Podles, E. Magee, E. Zaremba. Dtor. musical: M. Boder. Dtor. de escena: G. Deflo. Liceo. Barcelona. 19-VI-2010.