Zapatero vuelve de vacaciones con la vista puesta en el Papa y el Consejo de Ministros

Punto y final a las vacaciones de José Luis Rodríguez Zapatero y a la polémica consiguiente por su ausencia la última semana. La delicada situación de la economía le obligó a modificar en dos ocasiones su viaje a Doñana, pero ahora vuelve por otros motivos.

José Luis Rodríguez Zapatero
José Luis Rodríguez Zapatero

Tal y como ayer informaron desde Moncloa, Zapatero se reincorpora hoy a su despacho oficial. Algo que estaba prácticamente previsto, pues además del Consejo de Ministros extraordinario del próximo viernes, la visita del Papa ha recortado aún más sus vacaciones. Un descanso en el que no ha hecho más que recibir críticas por su gestión y por no estar al pie del cañón en los momentos más tensos.

Pero, pese a ello, sigue habiendo quienes en el Gobierno no dudan en sacar aún la cara por él. Es el caso del ministro de Fomento, José Blanco, quien apuntaba ayer que la Historia colocará al presidente del Gobierno «en el lugar que se merece». Y es que, el también portavoz del Ejecutivo, se mostró totalmente convencido de que «habrá un reconocimiento en su momento» a la gestión que ha realizado los últimos ocho años. «Estoy seguro de que la Historia pondrá las cosas en su sitio y de que juzgará la determinación con la que se afrontaron medidas imprescindibles y necesarias para afrontar los desafíos que tenía la economía española», apuntó en una entrevista con Ep. Blanco opina que las protestas que están teniendo lugar en otros países europeos demuestran que España no es el único país en el que hay protestas, es «un problema del mundo, de economías fuertes».

Pero no sólo salió Blanco en defensa de Zapatero, sino que también aprovechó para ensalzar la figura del candidato socialista a las generales, Alfredo Pérez Rubalcaba. Así, se mostró seguro de que será elegido secretario general del PSOE en el Congreso que celebre el partido después de los comicios, «sean cuales sean las circunstancias» de esa cita con las urnas, esto es, ganen o pierdan. Y no dudó en que «tendrá el apoyo del PSOE» para ser el próximo líder del partido.

Sobre Rubalcaba también habló la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, quien apuntó que «provoca risas» que el PSOE le presente como un candidato «nuevo», ya que «fue uno de los partícipes importantes en el Gobierno de Felipe González, el portavoz en su día de los GAL, vicepresidente del Gobierno hasta hace bien poco, y ha sido y es el ministro del bar Faisán». «Es para echarse a reír decir que es un candidato nuevo», sentenció.