Arranca la «brontëmanía»

Aterriza «Jane Eyre», de Cary Fukunaga, y próximamente «Cumbres borrascosas»

«Lo más importante en  esta película es la historia de amor, no la época en que está ambientada», explica el director
«Lo más importante en esta película es la historia de amor, no la época en que está ambientada», explica el director

Las hermanas Brontë constituyen una fuente inagotable para la industria del cine. Poco importa que Emily sólo haya escrito una novela, «Cumbres borrascosas», además de unos cuantos poemas. Tampoco parece intimidar a los cineastas que «Jane Eyre», de su hermana Charlotte, cuente ya con más de diez adaptaciones a la gran pantalla. De hecho, hoy se estrena una nueva , y, en unos meses, veremos la adaptación de la obra de Emily Brontë que firma Andrea Arnold, que ya se presentó en las pasadas ediciones del Festival de Venecia y Valladolid.

En esta ocasión, el californiano Cary Joji Fukunaga es el responsable de la nueva versión de «Jane Eyre», protagonizada por Michael Fassbender y Mia Wasikowska. «Se trata de una versión muy fiel al texto original, con diálogos de un vocabulario muy rico, aunque, en el fondo, la historia sea bastante simple», explica el director. En efecto, la célebre novela cuenta la historia de una huérfana que se abre camino en la vida gracias a una personalidad inusual entre las mujeres inglesas de la primera mitad del siglo XIX.

Fukunaga, conocedor de las adaptaciones más antiguas, buscaba en su película, sin embargo, una mayor naturalidad: «Esta lectura es muy diferente a la de Orson Welles y Joan Fontaine, por ejemplo. En aquella época, la interpretación era teatral. Quería algo más sobrio», explica.

Química entre actores
Por muchos referentes que el director hubiera podido ver, probablemente, el reto de la adaptación aumenta cuando la novela es un clásico de la literatura, como en este caso. «Mi preocupación era que el resultado no fuera fácil de encasillar. La mezcla de géneros es compleja, aunque siempre tuve claro que lo más importante es la historia de amor, sea cual sea la época en que esté ambientada», comenta. Fukunaga contó con los que, sin duda, son los actores del momento. Michael Fassbender, que encarna al señor Rochester, está a punto de estrenar «Shame» y «Drive» en nuestro país, y su nombre entra en casi todas las quinielas de los grandes proyectos. Mia Wasikowska, que se dio a conocer al protagonizar la «Alicia», de Tim Burton, participa en «Restless», que se estrena también hoy en España, y en «Albert Nobbs», que llega a nuestro país el próximo 27 de enero. «Está siendo un año increíble para ambos actores. Los dos tienen un gran talento: él tiene una fuerza enorme, muy masculina; ella puede transformarse en cualquier personaje», explica el director, que tuvo la suerte de poder filmar, según él, «la maravillosa química que se produce entre ambos» en esta nueva «Jane Eyre».


Infancia difícil
Charlotte y Emily compartieron, además de la pasión por la literatura, una dura infancia que las forjó como excelentes novelistas. En 1821, cuando Charlotte tenía sólo cinco años, falleció su madre. Tres después, las dos hermanas fueron enviadas al colegio de Clergy Daughters, en Cowan Bridge, que, probablemente, le sirvió a Charlotte para recrear el colegio de Lowood al que es enviada Jane Eyre, también huérfana. Fue en Clergy Daughters donde las dos hermanas mayores de Charlotte enfermaron de tuberculosis, dolencia de la que nunca se recuperaron. Emily y Charlotte, dedicadas a la literatura, publicaron en 1847 sus dos novelas más famosas: «Cumbres borrascosas» y «Jane Eyre».