El Espanyol juzga a Lotina

Un triunfo de los de Pochettino en Riazor podría sentenciar al técnico

Los jugadores del Espanyol celebran con Álvaro Vázquez uno de sus dos goles coperos en Valladolid
Los jugadores del Espanyol celebran con Álvaro Vázquez uno de sus dos goles coperos en Valladolid

Barcelona- Vive el Espanyol en la cresta de la ola. Ha convertido Cornellá en un feudo inexpugnable para todos sus rivales y su cantera sigue siendo de lo más prolífica. La última joya se llama Álvaro Vázquez, al que sus goles ya le han valido comparaciones con Tamudo. La suma de todo esto tiene al equipo blanquiazul cómodamente asentado en la zona noble de la clasificación, acechando incluso los cuatro primeros puestos que dan acceso a disputar la Liga de Campeones. Han pasado ya muchos años desde que los «pericos» vivieran una situación similar.
Miguel Ángel Lotina será esta tarde el técnico rival del Espanyol. El vizcaíno era, curiosamente, el inquilino del banquillo blanquiazul la última vez que se asomó a la máxima competición continental. Pero eso queda ya muy lejos y las cosas han cambiado mucho, sobre todo para el de Meñaka.
El Deportivo está atravesando una situación muy delicada. Aún no conoce la victoria después de ocho jornadas y el abismo del descenso puede provocar el cambio de técnico si no consigue algo positivo ante el Espanyol. «Con Lotina o sin Lotina, estoy seguro de que el Deportivo no va a descender. No le toca este año», decía ayer el propio Lotina.
Lo cierto es el Dépor no da señales de vida desde que empezó la temporada y hasta Augusto César Lendoiro se ha visto obligado a comparecer ante los medios para intentar tranquilizar los ánimos. «En el fútbol se vive del día a día. Si fuera por buena persona, Lotina seguiría toda su vida pero la cosa no va así. No puedo garantizar nada», declaraba el presidente sin dejar lugar a dudas. Si el Dépor no gana hoy el futuro de Lotina parece muy claro. «No puede decir que seguiré sí o sí porque luego a lo mejor se ve obligado a echarme y la gente se lo reprocharía», defendía el técnico.
El Espanyol no entiende de amistades y buscará una victoria que, tras el resultado del Valencia ayer, le situaría cuarto. Pochettino está viviendo en una balsa de aceite, muy lejos de lo que sucede con Lotina. Su principal «preocupación» está en la portería. «Bendito problema», señalaba ayer. Y es que Kameni ya se ha recuperado de su lesión y entró en la convocatoria del preparador argentino, que ahora debe decidir si da continuidad a Cristian Álvarez o vuelve a confiar en Kameni.
Hasta tierras coruñesas también ha viajado Álvaro Vázquez, el hombre de moda en el Espanyol. El canterano está demostrando cada vez que tiene la oportunidad que tiene un espacio en el equipo blanquiazul y que Osvaldo tiene un sustituto con todas las garantías. Sus dos goles ante el Valladolid en Copa no hicieron sino confirmar las buenas sensaciones que había ofrecido hasta entonces. La sanción del delantero argentino podría abrirle las puertas de la titularidad en el partido de hoy, aunque Pochettino está más por la labor de apostar por Sergio García como «nueve» titular, dando minutos al de Badalona en la segunda parte.
En el Deportivo, Lotina se jugará su puesto con muchas bajas, por lo que se verá obligado a contar con la mayoría de titulares en el partido de Copa que empataron ante Osasuna.


ALINEACIONES
Deportivo: Aranzubia; Manuel Pablo, Colotto, Aythami, Lopo, Rindaroy; Saúl, Juan Rodríguez, Rubén Pérez, Adrián o Pablo Álvarez y Riki.
Espanyol: Cristian Álvarez; Chica, Víctor Ruiz, Forlín, David García; Duscher, Baena; Luis García, Verdú, Callejón y Sergio García.
Árbitro: Undiano Mallenco (colegio navarro).
Estadio: Riazor (17:00/PPV).