Rusia califica oficialmente la crisis en Siria como un «conflicto armado»

Rusia ha decidido incluir a Siria en la lista de países "en estado de emergencia o conflicto militar", de acuerdo con un decreto firmado por el primer ministro ruso, Dimitri Medvedev, el pasado 26 de julio, pero dado a conocer este martes por el Consejo de Ministros.

Hasta ahora, Siria figuraba en la lista de países con "una complicada situación política y social", según un barómetro que utiliza Moscú para evaluar los riesgos que a los que se enfrentan sus diplomáticos destinados en el extranjero, señala la agencia de noticias oficial RIA Novosti.

El cambio de estatus por parte de Rusia se produce en un momento en que las fuerzas leales al régimen de Bashar Al Assad están llevando a cabo una intensa ofensiva en la ciudad de Alepo --uno de los enclaves económicos de Siria-- contra los rebeldes que se sublevaron hace 17 meses.

Los enfrentamientos entre rebeldes y fuerzas del régimen se han cobrado la vida de unas 16.000 personas, según las estimaciones de la ONU.

Rusia y China son los dos únicos países del Consejo de Seguridad de la ONU que han vetado las propuestas de sanciones contra Al Assad promovidas por países como Estados Unidos. Moscú se ha mostrado cauteloso a la hora de opinar sobre la situación en Siria y ha abogado por un entendimiento entre las partes, pero además ha rechazado abiertamente una posible intervención militare en esa nación.

Además de Siria, República Centroafricana y Sri Lanka también han salido de la lista de países con "una complicada situación política y social", mientras que India y Kenia han sido añadidas a este grupo.