El juicio del caso Mercasevilla empieza con la audición de la cinta del cohecho

El jurado oirá la grabación de la presunta solicitud de comisión de los ex directivos

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Sevilla- El primer juicio del caso Mercasevilla inicia hoy sus sesiones con las alegaciones previas de las acusaciones y las defensas y el acuerdo de todas las partes de adelantar la audición de la cinta en la que los dos directivos imputados piden presuntamente una comisión ilegal de 450.000 euros.

El jurado popular, que quedó constituido el viernes, escuchará primero la totalidad de los escritos de calificación de la Fiscalía, del PP y de la acusación particular que ejercen los actuales dirigentes de Mercasevilla, con mayoría municipal del PP.

A continuación se leerán los escritos de defensa, que los abogados han exigido que se haga en su totalidad y que puede consumir buena parte de la mañana. Según la ley, luego deben producirse las alegaciones previas en las que las acusaciones y defensas expondrán su posición al jurado.

La Fiscalía de Sevilla solicita 21 meses de suspensión y 900.000 euros de multa para los cuatro acusados: Fernando Mellet, ex gerente de Mercasevilla; Daniel Ponce, ex director adjunto; Antonio Rivas, ex delegado de la Consejería de Empleo en Sevilla, y la funcionaria Regla Pereira, acusados de pedir comisiones ilegales a cambio de la adjudicación de la Escuela de Hostelería de Mercasevilla.

Las fuentes han informado de que todas las partes han acordado adelantar a hoy, o en todo caso mañana, la audición de la cinta en la que Mellet y Ponce, presuntamente, pidieron a dos empresarios del Grupo La Raza una «colaboración voluntaria con la Junta de Andalucía». A cambio les prometieron que su empresa «obtendría luego favores, tales como más subvenciones para futuros cursos y la concesión de todos los catering que se organizaran», según la grabación.

Tras la audición de la cinta se producirá la declaración de los acusados, de los que es previsible que sólo Mellet se acoja a su derecho a no declarar.