El PSOE tensa la renovación y el control en su lista

Las once agrupaciones capitalinas del PSOE tienen el día de hoy marcado en rojo en su calendario.

Susana Díaz y José Antonio Viera, los responsables de la lista socialista
Susana Díaz y José Antonio Viera, los responsables de la lista socialista

Esta tarde toca ratificar la candidatura que encabezará Juan Espadas en las elecciones del próximo 22 de mayo, una lista sazonada por los secretarios generales socialistas pero cocinada por el alcaldable, el líder provincial, José Antonio Viera, y la máxima responsable regional de Organización, Susana Díaz, en tenso equilibrio entre la renovación y las lealtades orgánicas.

Como es habitual, la confección de la candidatura municipal está resultando complicada en un PSOE que, internamente, sigue sin ser una balsa de aceite, por mucho que el «sector crítico» abanderado por el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, y el director general de Arquitectura de la Junta de Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, sucumbiera bajo el binomio Viera-Díaz, muy bien avenido en su momento.

Ahora, la batalla interna se antoja incluso más cruenta, porque se está desarrollando en las trincheras, de manera mucho más velada que en anteriores contiendas, y porque para muchos está en juego lo más importante: estar o no en el Ayuntamiento en la próxima legislatura.

De un lado de la cuerda tira con fuerza el candidato, que siempre ha reivindicado una lista que refleje la misma idea de renovación que él quiere representar frente a Monteseirín y su equipo. A propuesta de Espadas y como «independientes», suenan la profesora de Historia de la Universidad Pablo de Olavide Lina Gálvez, la periodista Mercedes de Pablos y el director regional de Planificación y Ordenación Turística, Antonio Muñoz; pero su inclusión efectiva en la candidatura seguía ayer sin confirmarse de manera oficial.

En el otro extremo de la misma cuerda está el secretario provincial del PSOE intentando equilibrar las pretensiones de su candidato y las de las once agrupaciones, con el único objetivo de garantizarse confianzas –y tranquilidad– en el Ayuntamiento, y que el nuevo grupo municipal no vuelva a provocarle tantos dolores de cabeza como el actual.

En estas condiciones, muchos miembros del Gobierno local que quieren repetir lo tienen difícil, aunque hayan sido propuestos por sus agrupaciones: Alfonso Mir en Sur, Encarnación Martínez y Manuel Rey en Nervión-San Pablo, Nieves Hernández apoyada por Macarena o Francisco Fernández en Cerro-Amate. Todo dependerá de la valoración de su acatamiento y acercamiento al «poder orgánico» en los últimos tiempos. Otros lo tienen más fácil, como Alberto Moriña (Macarena) –cuya inclusión en la lista está casi cantada–, Joaquín Díaz (Triana) o Teresa Florido (Sur).

Pero, como comentó Espadas, las conversaciones sobre su candidatura pueden deparar todavía «muchas sorpresas». Dependerá de la todopoderosa Susana Díaz, que debe dar el visto bueno definitivo a la lista y que lleva tiempo alejándose de su «mentor» José Antonio Viera, quien, además, ha visto dañado su peso negociador por el «caso Mercasevilla».