Las encuestas electorales

La Razón
La RazónLa Razón

La encuesta del lunes mostraba una clara y contundente victoria del PP si las elecciones se hubieran celebrado el pasado fin de semana. Lo significativo no es el resultado coyuntural, sino la tendencia sostenida del último año y que todos los medios de comunicación coinciden en el resultado de sus sondeos. Esta es la parte positiva para Rajoy, ya que muestra que la victoria es posible y que su rival está sometido a un fuerte desgaste. Un error grave sería minusvalorar al adversario, porque Zapatero ha demostrado que es un buen comunicador y se crece en las situaciones adversas. Por eso, no debería bajar la guardia. Es previsible que las catalanas sean desfavorables para los socialistas, pero el resultado está descontado. ¿Alguien cree que tendrá problemas para aprobar los Presupuestos de 2011? Lo tiene peor en las municipales, porque un electorado descontento puede aprovechar la oportunidad para castigar al PSOE. Cualquier atisbo de recuperación económica será aprovechado por Zapatero.