Otro pacto PP-PSOE: no colocarán carteles hasta que empiece la campaña

Los dos grandes partido han querido ser los primeros en dar ejemplo de austeridad de cara a las elecciones generales del 20-N. Si hay algo que enfada y mucho a la opinión pública son los gastos que pueden etiquetarse como prescindibles.

 
 

Por ello, pese a que no pueden considerarse del todo innecesarios, pero sí altamente sustituibles, PP y PSOE se han vuelto a poner de acuerdo tras la reforma de la Constitución y han pactado suspender la publicidad exterior, o lo que es lo mismo, la colocación de carteles, marquesinas y banderolas hasta que no comience formalmente la campaña electoral, es decir, a los quince días previos a la celebración de los comicios. En su lugar, dedicarán esa partida presupuestaria a los gastos derivados de explicar a la ciudadanía sus programas.

La medida, a la que esperan que se unan el resto de formaciones políticas, será aplicada con efecto inmediato sin esperar a que el 27 de septiembre se publique el decreto para oficializar el inicio de la precampaña, fue anunciada ayer por las dos directoras de campaña de PP y PSOE, Ana Mato y Elena Valenciano, respectivamente. Ambos partidos están de acuerdo en limitar la publicidad por razones de austeridad, pero a cambio, favorecerán el debate de las ideas, porque el dinero ahorrado con esta medida se destinará en parte a organizar actos en los que difundir sus propuestas electorales a la ciudadanía. «Menos debate y más contenido», comentaron.

La restricción de publicidad electoral y la prohibición de inauguraciones fue aplicada por primera vez en las pasadas elecciones autonómicas y municipales del 22 de mayo, tras la reforma de la Ley Electoral, auspiciada por PSOE, PP, CiU y PNV, aunque entonces los grupos se saltaron dicha prohibición para dar a conocer sus candidatos locales.

Por otra parte, el PP ya prepara la campaña electoral en el exterior de España, con el fin de conseguir el voto de los españoles que residen en el extranjero. Por ello, el director del PP en el Exterior, Alfredo Prada, se ha desplazado a Argentina, donde residen 322.000 electores, para diseñar la estrategia del partido y constituir el comité de campaña.


Sebastián, a disposición de Rubalcaba
El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, señaló ayer, después de numerosos rumores, que está a disposición «total» de su partido y del candidato socialista en las próximas elecciones generales del 20 de noviembre, Alfredo Pérez Rubalcaba, mientras añadía que no ha abandonado ningún proyecto ni tiene pensado hacerlo, «y mucho menos ahora».Sebastián hizo estas declaraciones ayer en los pasillos del Congreso de los Diputados después de las informaciones que apuntaban a que no iría en las listas del candidato socialista y que tenía la intención de abandonar por completo la política. «Es cierto que yo nunca he ido en las listas, ni en el 2004 ni el 2008; por tanto, sería una novedad ir en las listas esta vez, pero nunca he abandonado ningún proyecto y mucho menos en estos momentos», comentó el propio Sebastián a los periodistas.Pero, además, el titular de Industria quiso dejar claro que está a disposición del candidato socialista y que él «lo sabe perfectamente», aunque también aprovechó para hacer hincapié en que de momento no han tenido ninguna conversación al respecto.