Contradicción sindical

El líder de UGT «presumía» hace meses de que sus hijos tenían pocas posibilidades de educación. LA RAZÓN ha desvelado que el cabecilla de la huelga lleva a sus vástagos a un centro privado 

Quiero que mis hijos, con menos posibilidades, tengan las mismas posibilidades de educación que los hijos de quienes más posibilidades tienen». José Ricardo Martínez Secretario General de UGT Madrid
Quiero que mis hijos, con menos posibilidades, tengan las mismas posibilidades de educación que los hijos de quienes más posibilidades tienen». José Ricardo Martínez Secretario General de UGT Madrid

MADRID- No quiso referirse al asunto el líder de UGT Madrid, José Ricardo Martínez, que optó ayer por mantenerse alejado de la polémica abierta en torno a la elección de un colegio privado para la escolarización de sus hijos cuando el «ugetista» ha sido esta semana una de las principales caras visibles de las manifestaciones «en defensa de la Educación pública». Los vástagos de Martínez estudian en el colegio Arturo Soria, una cooperativa de padres y profesores que ocupa el puesto 285, de entre 1.233 centros educativos, en la clasificación de colegios elaborada por la Comunidad de Madrid a través de la última prueba de conocimientos de sexto de Primaria.

«Yo quiero que mis hijos, con menos posibilidades, tengan las mismas posibilidades de educación que los hijos de quienes más posibilidades tienen», explicaba el líder sindical hace meses durante una entrevista en el programa de Telemadrid «El Círculo a Primera Hora», de Telemadrid. Sin embargo, ayer el responsable de Educación en el sindicato, Eduardo Sabina, reconocía a LA RAZÓN que, dadas su retribubuciones de Martínez, «no tiene puntos ni reúne los requisitos» para poder matricular a sus hijos en un colegio público.

Sabina, Secretario General de FEDE-UGT, explicó que en la zona en la que reside su máximo responsable regional «únicamente un tercio de los centros educativos son públicos», y añadió que en este barrio del distrito de Ciudad Lineal, y pegado al de Hortaleza, «mucha gente lleva a sus hijos a colegios privados porque no entran en los públicos».

En el distrito del líder de UGT hay doce centros de Primaria públicos y 24 concertados. Ninguno de ellos superó en el curso 2008/2009 (los únicos datos a los que ha tenido acceso este diario) la nota del Arturo Soria, la puntuación más alta de toda la zona.