Impulso al casco histórico

Remodelar la plaza del Pradillo es el proyecto que Móstoles tiene entre manos. Proyecto que ayer fue presentado por el alcalde de dicha localidad, Esteban Parro, con el objetivo de revitalizar el casco histórico, comprendido entre las calles Cuesta de la Virgen, Reyes Católicos y Agustina de Aragón, y así atender las demandas de los mostoleños desde el ámbito económico, social, cultural y de ocio.

El alcalde de Móstoles, Esteban Parro, presentó ayer el proyecto de remodelación
El alcalde de Móstoles, Esteban Parro, presentó ayer el proyecto de remodelación

El plan prevé 7.828,56 metros cuadrados de vía y espacios públicos, de los que más de 6.000 serán peatonales y 29. 761, 66 metros cuadrados se destinarán a edificación residencial y comercial, repartidos a los largo de cuatro manzanas. Además, la nueva sede institucional del Ayuntamiento contará con 2.600 metros cuadrados. Los principales objetivos de la remodelación son las escaleras de acceso desde el extremo sur a través de la nueva ordenación, y mantener los itinerarios peatonales que comunican la zona sureste de la ciudad con la plaza; y dar continuidad a los itinerarios definidos en la estructura urbana del modelo territorial. Otra de las finalidades que persiguen es interconectar el casco urbano con la zona central y así compatibilizar los intereses de los propietarios del suelo afectado, con el interés general de todo el municipio. «Se trata de crear un espacio de encuentro y convivencia que realce estéticamente el centro urbano y sea un motivo de orgullo para todos los ciudadanos. El objetivo último es tener una plaza que sea núcleo de vida al estilo de los lugares más emblemáticos de Madrid», explicó Parro.

Esta plaza quedará dividida en dos grandes áreas, una de ellas, la zona creada por la Ermita de los Santos y la nueva sede institucional del Ayuntamiento, que compartirá las labores administrativas con el actual edificio municipal.

El alcalde reconoció que los centros históricos de las ciudades recogen los vestigios históricos y son su corazón social y administrativo. En ese sentido, con esta remodelación pretenden potenciar la imagen de la Ermita Nuestra Señora de los Santos, calificada de Bien de Interés Cultural de la Comunidad de Madrid y convertir la plaza en un foco de atracción. para los mostoleños y madrileños, que además, podrán visitar la propia Ermita, el museo de Andrés Torrejón, el Teatro del Bosque o el Centro de Arte Dos de Mayo». Con todas estas opciones Móstoles podrá convertirse en hito referencial y en una visita obligada para los madrileños.