CiU y la reforma

La Razón
La RazónLa Razón

Hay decisiones que resultan difíciles de explicar. La situación económica hace necesario la adopción de medidas firmes y rigurosas. En este sentido, Cospedal anunció ayer un acertado paquete de recortes para Castilla-La Mancha que demuestra que es posible gestionar con eficacia los recursos públicos. Es un camino que tienen que seguir todas las comunidades autónomas y municipios y es la antesala de lo que hará Rajoy cuando llegue al Gobierno. La errática política económica de los últimos años, primero de Solbes y luego de Salgado, ha sido un desastre. En este sentido, la reforma de la Constitución no sólo es acertada sino necesaria y no se entiende la posición de CiU. Hacer ahora un referéndum, que es innecesario, tan sólo sería una nueva complicación en estos momentos tan difíciles. No es bueno que una formación que se ha caracterizado por su moderación y su espíritu de colaboración en la gobernabilidad coincida, aunque sea con argumentos distintos, con aquellos que han hecho siempre bandera del radicalismo.