La Paeria de Lleida reabre la mezquita pero alerta del «fundamentalismo»

El alcalde de Lleida, Àngel Ros, consideró que desprecintar la polémica mezquita «no es la solución definitiva».

La mezquita de la calle Nord de Lleida ha sido objeto de polémica en los últimos meses
La mezquita de la calle Nord de Lleida ha sido objeto de polémica en los últimos meses

Barcelona- El alcalde de Lleida, Àngel Ros (PSC), afirmó ayer que la reapertura de la mezquita de la calle Nord, cerrada por exceso de aforo, «no es la solución definitiva», y consideró que ésta pasa por construir un centro de culto mayor. En declaraciones a Catalunya Ràdio, Ros recordó que el oratorio llegó a albergar a 1.200 personas, cuando el aforo máximo es de 240, y remarcó que si renuncian al solar que el Ayuntamiento acordó cederles en el polígono Segre para construir una mezquita «deberán buscar otro lugar» que cumpla con la Ley de Centros de Culto y con la normativa urbanística de la ciudad.
«Les hemos dado facilidades de todo tipo», subrayó el alcalde, quien alertó que el imán de la mezquita del Nord, Abdelwahab Houzi, inició los problemas de convivencia con los musulmanes en Lleida por sus «toques fundamentalistas».
«Mensajes de intoerancia»
«Debemos combatir sus mensajes de intolerancia, aquí está el problema», remarcó Ros, señalando que los discursos del imán atentan contra valores básicos de la sociedad catalana, como la igualdad de las mujeres y la tolerancia religiosa. «Todo el que venga debe asumir estos valores», reiteró.
Sobre la regulación de los velos integrales – burka y niqab –, el edil de Lleida admitió que puede haber tensado la relación con parte de la comunidad musulmanas, pero defendió que «deben darse mensajes muy claros», en referencia a los derechos y obligaciones en Cataluña.
Por su parte, el imán Abdelwahab Houzi anunció que la comunidad islámica que lidera «está buscando un solar en terreno agrícola donde poder construir una nueva mezquita con capacidad suficiente para acoger a todos los fieles que acuden habitualmente a la mezquita de la calle Nord».
Durante la reapertura de la mezquita, Houzi explicó que ya han comunicado al Consistorio su intención de rechazar el solar de uso municipal que el Ayuntamiento cedió a esta comunidad islámica para construir un nuevo templo, a cambio del pago de un canon anual por el uso de este solar, que está en uno de los polígonos industriales de Lleida.