Viriato cornada de 25 centímetros en Las Ventas

Juan Viriato resultó ayer herido «grave» por el tercer utrero de una astifina y descarada novillada de Javier Molina en la segunda del Certamen de nocturnas.

La terna lidió un ganado, sin medida en la presentación, que hacía presagiar de antemano el riesgo para unos jóvenes que inician su camino. Utreros de Javier Molina, descarados de pitones, muy astifinos. Encastados y con genio, complicados, salvo el 1º, con movilidad. Pascual Javier, silencio, silencio y silencio; Thomas Cerqueira, silencio en ambos; y Juan Viriato, silencio y herido. Un cuarto de entrada. Parte de Juan Viriato: «Herida por asta de toro en tercio superior con orificio de entrada por la cara interna del muslo derecho, con trayectoria de 25 centímetros, que contornea el fémur por zona posterior, contusiona nervio ciático y causa destrozos en músculos tensor de la fascialata e isquiotibiales, con orificio de salida por la cara externa; contusiones y erosiones múltiples». Pronóstico «grave».