Economía estudia dar más plazo a cajas para salir a Bolsa según el sector

El Ministerio de Economía estudia la posibilidad de dar más plazo a "algunas cajas"para salir a Bolsa, siempre que antes de octubre consigan aumentar su capital de alguna otra forma, según informaron a Efe fuentes del sector.

La idea que baraja el departamento que dirige Elena Salgado, que declinó hacer comentarios al respecto, es "no forzar"a las cajas, que están muy próximas a cumplir con los nuevos requisitos de capital, a sacar sus bancos "precipitadamente"a Bolsa.

El Gobierno aprobará este viernes un real decreto que obligará a las entidades cotizadas a tener a finales de septiembre una proporción de capital de al menos el 8 por ciento de sus activos ponderados por riesgo.

 En el caso de que no sea así, el Estado inyectará capital en la entidad a cambio de una participación de la misma. Según las fuentes consultadas, para evitar esta "nacionalización parcial"y pensando en las entidades que tienen un capital principal muy próximo al 8 por ciento, Economía baraja ofrecer una prórroga de hasta un año para salir a Bolsa.

Inversores privados

Sin embargo, para conseguir el visto bueno de Economía sería necesario que las cajas que quieran dar el salto al parqué se comprometan a reforzar su capital antes del próximo otoño "de otra manera", por ejemplo, con un acuerdo con un inversor privado.

Uno de los principales escollos de las negociaciones de los últimos días entre la patronal de las cajas, CECA, y el Ministerio de Economía era que las entidades tuvieran que ofrecer al Banco de España "una fecha límite"para salir a Bolsa y correr el riesgo de ser sancionadas si no lo lograban en el plazo previsto.

Para aquellas cajas que no piensan aún en cotizar en los mercados y a las que se les exigiría un nivel de capital del 10 por ciento, se podría igualmente flexibilizar el calendario para conseguir ir ganando capital.

No obstante, aclaran las fuentes, sería necesario que por otras vías, como un acuerdo para la venta de activos o el compromiso de un inversor para adquirir una participación, el Banco de España y Economía vieran posible que una caja cumpliera con los nuevos requisitos de capital "en el corto plazo".

Más disposición de Economía
Aparentemente solventadas algunas discrepancias, "por la mayor disposición de Economía", y aclarados ya los distintos elementos que computan como capital principal, el otro foco de las últimas negociaciones se ha centrado en definir claramente qué se entiende por financiación mayorista, siempre según fuentes financieras.
Las cajas "temen"que se pueda llegar a contar como financiación mayorista la liquidez solicitada al Banco Central Europeo (BCE), que aumentó en los momentos de máxima tensión de los mercados, así como los préstamos concedidos por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

 Asimismo, reclaman a Economía que no se considere a una entidad dependiente de los mercados si su proporción de vencimientos pendientes por financiar no llega al 30 por ciento, en lugar del 20 por ciento anunciado por Salgado