Juegos Olímpicos

Ocho años de revolución olímpica

La candidatura se presenta como el revulsivo «necesario» contra la crisis. Un barrio olímpico, estaciones de Metro y Cercanías e infraestructuas deportivas será el legado

MADRID- Lo recordó el pasado martes la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, durante la visita de su homólogo barcelonés, Xavier Trias: «Hay un antes y un después de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92». Un axioma al que ayer, el presidente de la candidatura olímpica madrileña, Alejandro Blanco, y la propia regidora madrileña añadieron otro: «Habrá un antes y un después a Madrid 2020». De hecho, ese «después» es uno de los puntos más relevantes del cuestionario que el pasado martes entregaron al Comité Olímpico Internacional y que ayer presentaron oficialmente.
Si Madrid logra los Juegos Olímpicos la ciudad se transformará profundamente. Para empezar, porque contará con un nuevo barrio formado por viviendas de protección oficial en régimen de alquiler, una vez que los atletas olímpicos y paralímpicos abandonen la Villa Olímpica. Los grandes edificios que se construirán junto a los alojamientos de los deportistas se transformarán en un centro de salud, una escuela infantil, una residencia para la tercera edad y un centro comercial.
A sólo unos metros de este nuevo desarrollo urbano tendrán el flamante estadio del Atlético de Madrid, donde triunfaron los atletas durante los Juegos, el Centro Acuático y las nuevas instalaciones del Pabellón Olímpico y el Centro Olímpico de Hockey, a disposición de los vecinos de San Blas una vez terminado su papel en las competiciones para las que fueron construidos. Sólo faltará la «flor» del velódromo que, como sede temporal, se trasladará a otra región para convertirse en una equipación permanente fuera de la capital.
Actualmente, la ciudad cuenta con el 78 por ciento de las sedes propuestas para los Juegos, que ya están construidas. En total son 27 las que ya existen y cuatro de ellas contarán con obras de reforma para albergar los Juegos. A ellas se añade el pabellón de baloncesto de la Ciudad Deportiva del Real Madrid que se construirá independientemente de que Madrid sea ciudad olímpica o no.
Pero si el 7 de septiembre de 2013, en Buenos Aires, la capital vence a sus rivales, Bakú, Doha, Estambul y Tokio, en la asamblea del COI, se construirán seis nuevas sedes que se quedarán para uso y disfrute de los madrileños, y otras dos, aunque temporales, se trasladarán a otros puntos de la Comunidad. Junto al Pabellón Olímpico y el Centro Olímpico de Hockey, se quedarán en Madrid el Pabellón de Tiro de Paracuellos del Jarama, el Pabellón de Voleibol de Coslada, el Centro de Regatas de Getafe y el Canal de Aguas Bravas de La Gavia.
A todo esto hay que sumer cuatro nuevas estaciones de Metro y tres de Cercanías. Para dar servicio a la Villa Olímpica, la sede de piragüismo en aguas bravas de La Gavia, el Centro de Regatas y el Parque Olímpico, se ampliará la red del suburbano madrileño. Por su parte, Cercanías Renfe también tendrá nuevas paradas junto al estadio de La Peineta, el parque del Manzanares y el Puente de los Franceses, con lo que la cobertura de los dos «clúster» o zonas de los Juegos –Campo de las Naciones y Manzanares– será completa.

Inglés para taxistas
Alejandro Blanco explicó que quieren hacer los Juegos Olímpicos más verdes, en los que la emisión de C02 esté compensada al cien por ciento, y eso redundará en una mejor calidad del aire para los madrileños del 2020. Para lograrlo, se apostará por el transporte público, incluyendo el metrobús en la entrada, y se darán cursos de inglés a los taxistas. Además, tendrán completa la red de carriles bici y un cinturón verde que rodeará toda la ciudad entre parques, zonas verdes y áreas forestales.
Un nuevo Madrid que se habrá volcado en los Juegos Olímpicos , en los que se invertirán cerca de 1.500 millones de euros y en el que trabajarán más de 300.000 personas en la mayor reactivación económica de la ciudad y de España. Pero, para ello, la candidatura debe vencer a sus rivales con un proyecto «austero sólido y compacto» que buscaoptimizar cada euro de los 30 millones con los que contará la oficina olímpica y de los cuales el 38 por ciento será de financiación pública y el 62 por ciento, privada.
«Los Juegos ofrecen un gran legado a la ciudad, los retornos son incalculables», aseguró Botella. Para la alcaldesa, los Juegos son necesarios para el desarrollo económico y del empleo. «La rentabilidad de esta candidatura es mayor que la de cualquier otra», apostilló el presidente de Madrid 2020.


Las estrategias para convencer al COI
«Ya ha pasado el tiempo de los deseos, necesitamos los Juegos». Así de rotundo presentó ayer el presidente de Madrid 2020, Alejandro Blanco, su «leit motiv» para lograr los Juegos para la capital de España. En esta línea, Blanco demostró como los puntos débiles que se pueden achacar a la candidatura son, en realidad, sus mejores valores. Por ejemplo, sobre la polémica que desató el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Juan Ignacio Wert, al afirmar que «tenemos un problema con el dopaje»; Blanco replicó que España tiene la máxima calificación de la Agencia Mundial Antidopaje. Por su parte, la alcaldesa, Ana Botella, recordó la incómoda pregunta de Alberto de Mónaco sobre la seguridad de la candidatura de 2012. «España sufrió esta lacra durante varias décadas por lo que está a la vanguardia de la lucha contra el terrorismo», afirmó.


LAS DIFERENCIAS DE 2016 A 2020
SEDES
Los nuevos deportes han desplazado el Tiro con Arco del Club de Campo a Valdebebas, donde también se jugará el Rugby 7, para hacer hueco al Golf. El BMX pasa del Manzanares a Ifema.
HOTELES
Uno de los puntos flojos de 2012 se convierte en la gran baza de 2020. Si en la anterior candidatura la oferta hotelera era de casi 80.00 camas, ahora supera las 93.000. habitaciones.
CERCANÍAS
Los Juegos propiciarán tres nuevas paradas de Cercanías en el Puente de los Franceses, Manzanares Sur y Parque Olímpico.
SEGURIDAD
Se modifica la estructura del organismo que vigilará la seguridad durante la celebración de los Juegos. El responsable último será el secretario de Estado de Seguridad.
SUBSEDES
Mérida y Palma de Mallorca ceden el testigo a Valladolid y Zaragoza como subsedes de fútbol. Se ha buscado la conexión directa por alta velocidad.