«Dónde está la Fiscalía Anticorrupción»

El presidente del PP-A, Javier Arenas, criticó ayer la pasividad de la Fiscalía Anticorrupción respecto a la trama de los expedientes de regulación de empleo que investiga el juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla. En este sentido, subrayó que no saben «nada de ella».

El presidente del PP-A, Javier Arenas, en una reunión que mantuvo ayer con cargos del partido en Almería
El presidente del PP-A, Javier Arenas, en una reunión que mantuvo ayer con cargos del partido en Almería

Durante un acto público en Almería, Arenas se preguntó «dónde está la Fiscalía», de manera «inocente», según matizó, al tiempo que hizo referencia a que el Ministerio Público «apoyó» la solicitud de recusación de la juez Mercedes Alaya –instructora del «caso Mercasevilla» y ahora de toda la trama de los ERE– pese a que, posteriormente, la Audiencia Provincial rechazó la citada petición.

«Nadie sabe dónde está la Fiscalía Anticorrupción, quizá Conde-Pumpido», destacó en alusión al fiscal general del Estado «y eso –añadió– que ciertamente la gestión de los fondos de la Consejería de Empleo no tiene apariencia de buena práctica y no lleva camino de que sea reconocida así por la Organización de Naciones Unidas (ONU)». Al hilo de esto, valoró la forma en que la juez y la Policía Nacional han llevado a cabo las detenciones derivadas de las diligencias judiciales, ya que no ha trascendido «ni una foto, ni una imagen de cámara que es, por otro lado, lo que hay que hacer y lo aplaudo». Asimismo,recomendó que «no haya más procesos televisados».

Por otra parte, el dirigente popular afirmó que lo que se conoce hasta ahora en torno a los polémicos expedientes de ERE es sólo «la punta del iceberg». «No sabemos dónde termina esto», «estamos empezando», apostilló. Será «difícil –abundó– encontrar a alguien» entre los presuntos falsos prejubilados «que sea ajeno a las siglas de un partido, directa o indirectamente», porque existe «un nexo común, que son unas siglas». Entre los «intrusos» detectados hasta ahora figuran el ex delegado de Asuntos Sociales en Sevilla o el exgobernador civil en Cádiz.