Bascuñana afirma que con la Operación Verano 2012 se garantiza un turismo seguro en la Región

MURCIA-El delegado del Gobierno en Murcia, Joaquín Bascuñana, dijo ayer en Molina de Segura, donde presidió la Junta Local de seguridad, que los turistas que viajan a la Región «pueden sentirse totalmente seguros» por la entrada en vigor el 1 de julio de la Operación Verano 2012, emprendida por el Ministerio del Interior.

Según un comunicado de la Delegación del Gobierno, en verano se generan más intervenciones policiales y se hace aconsejable mejorar la atención al ciudadano por la llegada de un elevado número de visitantes extranjeros y el traslado masivo de residentes en España hacia las zonas de influencia turística en verano. El objetivo principal del operativo es proporcionar un entorno seguro para los turistas durante su estancia y viaje por el país, mediante la actuación coordinada de los diferentes Cuerpos de Seguridad del Estado y la colaboración de las Policías Locales. De esta forma se amplía la seguridad ciudadana en las zonas de especial incidencia turística para evitar el aumento de los niveles de delincuencia; se incrementa la vigilancia y control preventivo en vías de comunicación urbanas e interurbanas, estaciones, puertos, hoteles, playas, campings, urbanizaciones y centrales de servicios básicos, y se refuerzan las medidas de seguridad en espectáculos. Además, se atenderá de forma más rápida y eficaz a los perjudicados por la comisión de hechos delictivos, de forma que se agilizarán los trámites en las oficinas de denuncia, acortando los tiempos de espera. En este sentido lo que se pretende, según Bascuñana, es transmitir al turista, tanto extranjero como nacional, una mayor sensación de seguridad. Las medidas operativas tomadas por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, coordinadas y supervisadas desde la Delegación de Gobierno, son el refuerzo de medios policiales tales como el incremento de personal uniformado en funciones preventivas y presencia de agentes en zonas de alta concentración de personas; así como la colaboración con el sector turístico, consistente en reuniones y colaboración de la Guardia Civil y Policía Nacional con los responsables de establecimientos de hostelería.