Casas acelera para que la sentencia del Estatut esté antes de las catalanas

Dos nuevos recursos planteados por la Generalitat retrasarán de nuevo la discusión sobre el proyecto de sentencia. 

Casas acelera para que la sentencia del Estatut esté antes de las catalanas
Casas acelera para que la sentencia del Estatut esté antes de las catalanas

MADRID- Los diez magistrados del Tribunal Constitucional (TC) que tienen en sus manos el futuro del Estatuto de Cataluña debatirán la próxima semana el último borrador de sentencia (el séptimo ya), elaborado por María Emilia Casas. La presidenta del Alto Tribunal echará el resto para conseguir su objetivo de que el fallo se dé a conocer antes de la precampaña de las elecciones catalanas, que se celebrará el próximo otoño.

 

Ese empeño, sin embargo, puede diluirse una vez más ante la falta de consenso entre los magistrados. Además, dos nuevos recursos planteados por la Generalitat entorpecerán aún más el debate. El Gobierno autonómico reclamó al TC que se declarase incompetente para resolver, dado que el Senado ya ha puesto en marcha la renovación de cuatro de los magistrados que están en funciones desde hace dos años y medio (incluida la propia Casas).

 

Además, pidió que el recusado Pablo Pérez Tremps se incorporase a las deliberaciones ante la posibilidad de que la sentencia se vote por bloques. Ambas pretensiones fueron rechazadas por el PP, pero la Generalitat volvió a la carga y recurrió en súplica ambas cuestiones. Fuentes del Alto Tribunal explicaron que el primer recurso ya ha sido trasladado a las partes, por lo que la cuestión si se someterá a la consideración del Pleno el próximo lunes. De hecho, el Gobierno de Murcia, ya ha presentado sus alegaciones y considera que el Constitucional es «plenamente competente» para resolver los recursos interpuestos en su día», informa Efe.El recurso referente a Pérez Tremps, sin embargo, llegó al TC el pasado jueves, por lo que presumiblemente no se debatirá en esa primera sesión.Trece artículos cuestionadosPero al margen de esas cuestiones previas, lo cierto es que el texto pergeñado por Casas, muy similar al que en su día redactó Elisa Pérez Vera (trece artículos son declarados inconstitucionales frente a los 14 que anulaba la propuesta de su compañera) no despierta demasiado entusiasmo entre los magistrados conservadores. Tal y como informó este periódico, Casas ha trasladado esta semana al resto de magistrados su borrador. Tendrán apenas cuatro días para estudiarlo antes de que se celebre el Pleno del lunes. El magistrado progresista que puede tener la llave para que la esperada sentencia sea una realidad, Manuel Aragón, no parece muy dispuesto a apoyarlo. Conocido es su rechazo a que Cataluña se defina como nación en el Estatut y al artículo 8 de la norma que enumera los símbolos «nacionales» catalanes. Ese posicionamiento impidió que el borrador de Pérez Vera (que no ponía pegas constitucionales a esa definición) saliese adelante con el voto de calidad de la presidenta (una posibilidad de la que Casas no quería ni oír hablar y que ahora se antoja como la única opción para aprobar la sentencia del Estatut).Pero el posible guiño de Casas a Aragón no se ha producido y su borrador no incorpora en la sentencia la inconstitucionalidad de la definición de Cataluña como nación, una cuestión en la que el magistrado se ha mantenido firme en las deliberaciones.