Música

Victoria Beckham vuelve a ser una «chica picante»

Con su primer disco, «Spice», vendieron más de veinte millones de copias en todo el mundo, y con el single «Wannabe» arrasaron en las pistas de baile. Tal fue el éxito de aquel tema que ayer, Melanie Brown, Melanie Chisholm, Geri Halliwell, Emma Bunton y Victoria Beckham eligieron el escenario del rodaje del videoclip, el hotel St. Pancras Renaissance de Londres, para presentar el musical «Viva Forever». Se estrenará a finales de año en Picadilly y narrará la historia de cinco jóvenes con ganas de triunfar y que al final consiguen hacer su sueño realidad. En resumidas cuentas, su historia.

Rencillas aparte
Lo más probable es que en el musical se dejen a un lado las rencillas que surgieron entre las componentes de la banda de los noventa y que todavía hoy siguen dando que hablar. Por ello, ayer posaron con su mejor cara y se mostraron muy unidas y cómplices. Pero la realidad es que no consiguieron llevar a la práctica las letras de sus canciones en las que aseguraban que «la amistad nunca termina» y esto provocó la disolución del grupo. Una vez pasado el «boom spice», todas intentaron con mayor o menor éxito seguir en el mundo de la música, pero ninguna de ellas, salvo Geri Halliwell, consiguieron el reconocimiento esperado. Victoria Adams cambió rápidamente de apellido tras su matrimonio con David Beckham y mantuvo su fama de pija más allá de su papel con las «chicas picantes». Mel B, tras varios fracasos musicales, prefirió dedicarse a cuidar de su hija, fruto de su relación con Eddie Murphy. Por su parte, Mel C y Emma siguen cantando en solitario aunque su éxito poco tiene que ver con el que cosecharon juntas.

 «Todo esto nos trae muy buenos recuerdos. Al leer el guión del musical reímos y lloramos», dijeron ayer en la presentación.

 

El veto de la pija del grupo
Conscientes de la revolución que causan cada vez que se reencuentran, las cantantes también estudian la posibilidad de realizar un documental sobre cómo fue su salto a la fama. Ya tienen el título pensado, «90 minutos con las Spice Girls», aunque todavía falta el visto bueno de Victoria, que se resiste a llevarlo a cabo. En 2001 ya lo intentaron, pero la negativa de la «Posh» hizo que el proyecto acabara en un cajón.