Emotivo adiós a De la Vega

Emotiva despedida la que tuvo ayer la ex vicepresidenta primera del Gobierno, Teresa Fernández de la Vega, de sus compañeros del Grupo Socialista. 14 años en el Parlamento y toda una vida de fidelidad a los principios socialistas, sin necesidad de tener carné de militante.

De la Vega: adiós al grupo socialista, pero no «a sus valores y principios»
De la Vega: adiós al grupo socialista, pero no «a sus valores y principios»

Madrid-No es preciso contar mucho más de lo que ha sido esta mujer de aspecto frágil pero fuerte como una roca para el PSOE del Congreso. «Trabajo duro, honradez y sinceridad» fue lo que De la Vega pidió a sus compañeros para ganar las elecciones generales de 2012.
«Me siento muy orgullosa y agradecida de haber podido participar en el proyecto del presidente Zapatero», afirmó antes de proclamar que «lograr las esperanzas y los ideales merece el trabajo de una vida entera».
 La ya ex diputada del Grupo Socialista llegó a la Cámara Baja, acompañada de otros dos ex ministros, Miguel Ángel Moratinos y Elena Espinosa, así como del presidente de la Cámara, José Bono, y recordó junto a ellos alegrías y emociones que ha compatido con todos sus compañeros. «Mis pensamientos, mis sentimientos, mis sensaciones y mi vida han cambiado, han crecido, han madurado y se han moldeado con vosotros», explicó después de decir que el proyecto de Zapatero «tiene todavía mucho recorrido» y que la motivación que movía al presidente cuando llegó a La Moncloa en 2004 continúa intacta. No hay duda: habrá un antes y un después de De la Vega para el Gobierno de Zapatero.