La concesión de hipotecas encadena en 2010 su cuarto año de retrocesos

Vivienda detecta que 15.271 jóvenes superaron el límite de renta para percibir la ayuda al alquiler.

DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN «CONTENIDOS RELACIONADOS»
DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN «CONTENIDOS RELACIONADOS»

MADRID- Nada nuevo bajo el nubladísimo cielo del sector del ladrillo. Porque el sol se puso hace tiempo en el horizonte inmobiliario español y los nubarrones que lo ocultan tardarán mucho en disiparse. Lo dicen los datos y los expertos. La última estadística, la de hipotecas constituidas en 2010, abona el pesimismo del sector. El pasado año se firmaron 605.172 hipotecas, un 7% menos que en 2009, según los datos del INE. Al incluirse operaciones como las subrogaciones, la estadística no es indicativa del número exacto de compraventas realizadas, pero sí marca claramente la tendencia del sector, como apunta Julio Gil, de Horizone Consulting.

Pesimismo
Y la tendencia, como reconocen los propios especialistas, no es buena, pese a que el retroceso es netamente inferior al registrado en 2009, cuando estas operaciones cayeron un 21,9%. La falta de crédito, coinciden, seguirá estrangulando al sector. Fernando Encinar, de idealista.com, cree que el problema está en que los precios siguen demasiado altos. «Mientras los vendedores no se decidan a bajar los precios, las entidades financieras no van a conceder créditos para comprar casa «ni este año, ni el que viene, ni el siguiente», apunta. De la poca predisposición de la banca a conceder grandes hipotecas da cuenta el hecho de que el importe medio que concedieron el año pasado fue de 116.860 euros, un 0,8% menos que en 2009.

Pedro Pérez, presidente del «lobby» de las grandes constructoras, el G-14, es algo menos pesimista y apunta a que a finales de 2011 podría mejorar «algo» la situación del crédito, cuya restricción en este momento «sigue siendo muy fuerte».

Ayuda al alquiler
Por otra parte, la secretaria de Estado de Vivienda y Actuaciones Urbanas, Beatriz Corredor, afirmó ayer que hay 15.271 beneficiarios de la Renta Básica de Emancipación, la ayuda de 210 euros al alquiler para jóvenes, que superaron en 2009 el límite de ingresos que dan derecho a percibirla. Estos jóvenes superaron los 22.000 euros brutos de ingresos en 2009, lo que podría suponer la devolución de la ayuda.