Castro se venga de Gómez y se deshace de sus afines

Rebaja las reponsabilidades de dos ediles «tomasistas»

El ex regidor, Pedro Castro, mantiene su puesto en la FEMP
El ex regidor, Pedro Castro, mantiene su puesto en la FEMP

MADRID- La guerra está servida en Getafe. Pedro Castro, el ex alcalde y ahora líder de la oposición en el municipio, ha comenzado su particular venganza contra el aparato regional de su partido. El PSM y su líder, Tomás Gómez, quieren, según fuentes socialistas de la localidad, arrebatar al que fuera regidor el control de la agrupación para así tener vía libre en la designación del próximo cabeza de cartel para las municipales. En Getafe se habla de «presiones» y de «juego sucio» por parte de la Ejecutiva de Callao. Los afines a Gómez, por su parte, aseguran que en esta agrupación no se dan las condiciones mínimas –entre las que estaría la dimisión de Castro como secretario general– para que tenga que producirse un cambio de Ejecutiva, informa Ep. Al margen de lo que ocurra o no en dos semanas en la conferencia de política municipal, Castro ya se ha tomado su particular revancha contra dos concejalas afines a Tomás Gómez. Sara Hernández y Cristina González (que junto a Vitoriano Gómez y José Garijo componen el núcleo duro del tomasismo en Getafe), han quedado fuera de las liberaciones que Castro podía conceder a cinco ediles en su calidad de jefe de la oposición.
Salto en el orden de la papeleta
En lugar de respetar el orden de lista como criterio para seleccionar a los cuatro ediles que junto a él tendrán dedicación exclusiva a las labores de oposición al Gobierno del popular Juan Soler, Castro ha saltado puestos en la papeleta para que Hernández y González (que en las elecciones fueron de 6 y 8 de la lista, por imposición de Callao) vean rebajada su asignación como ediles a «tiempo parcial».
De forma oficial el grupo municipal socialista aseguró ayer que esta decisión respondía a la «búsqueda de un equipo unido, sin fisuras». Sin embargo, miembros del circulo más íntimo de Castro hablaban más claramente de las dos concejalas como una «continua fuente de conflictos» entre los socialistas del Ayuntamiento de Getafe. Sea como fuere, Castro ya lleva la delantera en su particular guerra a Tomás Gómez.


En septiembre, también fuera de la FEMP
El descalabro del PSOE en las pasadas elecciones municipales y regionales no sólo está teniendo consecuencias a puerta cerrada, como en el caso de la amenaza de gestora en Getafe. Los buenos resultados que a nivel nacional obtuvo el PP están haciendo tambalear también la presidencia de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), que actualmente ocupa Pedro Castro. Según informó ayer Europa Press, las delegaciones del PP y el PSOE mantendrán una reunión la semana que viene para cerrar un adelanto de la asamblea de la FEMP, que «casi con toda seguridad» se celebrará el 24 de septiembre, dos meses antes de la fecha prevista, según fuentes populares.