Palacios inaugura la reparación del centro de salud de Santa Rosa de Lima

LORCA- La Consejería de Sanidad y Política Social ha invertido en Lorca 2,4 millones de euros, con el objetivo de subsanar los daños ocasionados por los terremotos del 11 de mayo de 2011. La titular de esta consejería, María Ángeles Palacios, que ayer visitó la ciudad para comprobar el estado de algunos proyectos, como el del centro de salud de Santa Rosa de Lima, subrayó «el esfuerzo realizado para reponer las infraestructuras afectadas y poder normalizar la atención sanitaria y social a los lorquinos».

Palacios valoró en 3,6 millones los daños ocasionados por el terremoto en las instalaciones y servicios del Servicio Murciano de Salud (SMS) y del Instituto Murciano de Acción Social (IMAS), ambos organismos dependientes de su departamento. En concreto, se refirió a la importante transformación experimentada en el centro de salud de Santa Rosa de Lima, cuyas obras finalizadas visitó ayer. A este centro se trasladaron todos los servicios del centro de salud Lorca Centro que resultó el más afectado por los movimientos sísmicos lo que obligó a su demolición total.

Ahora, el nuevo centro de Santa Rosa, que en un futuro se convertirá en un centro de especialidades para Lorca una vez construido el que sustituirá al demolido Lorca Centro, atiende a una población de 32.000 ciudadanos y de él dependen, además, los consultorios de Aguaderas, Campo López, Cazalla, La Escucha, Puente La Pía, Purias, Ramonete y Morata.

La reforma realizada ha consistido, según Palacios, en la adecuación de todas sus plantas para consultas y otros servicios sanitarios y la mejora de los accesos, tanto desde el exterior, con la apertura de una nueva puerta, como en el interior, con la instalación de ascensores. Además, se ha remozado la tabiquería interior y se han redistribuido los espacios «para garantizar una adecuada atención a todos los usuarios». La consejera aseguró que «el equipamiento del centro se realizará en breve para que pueda empezar a funcionar a pleno rendimiento cuanto antes». Palacios remarcó que «365 días después de la tragedia, teniendo en cuenta la magnitud de la misma, así como la situación económica, que nos impide disponer de todos los recursos que serían deseables, se puede afirmar que todo está funcionando con regularidad y con plenas garantías para los usuarios del sistema de salud y de servicios sociales». En este sentido, insistió en que todo ha sido «gracias a la implicación, sin precedentes, de los empleados públicos adscritos a esta consejería, al SMS y al IMAS, y a la comprensión y paciencia».