Fórmula 1

Alonso optimismo moderado

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

La temporada 2009 puede marcar un antes y un después en Bahrein. La mayoría de equipos ya ha traído hasta Sakhir una copia muy avanzada del polémico difusor que inventaron los hombres de Brawn GP, pero los resultados están siendo más desconcertantes todavía. Cuando todo hacía prever que McLaren, Ferrari y BMW estarían arriba después de la debacle sufrida en las primeras citas del año, las cosas no han cambiado mucho. Sólo Alonso y Renault se colaron entre los Toyota, Williams y Brawn GP. El español dedicó las dos sesiones libres de entrenamientos a poner a punto la nueva configuración del coche con el nuevo difusor. No se trata de la versión definitiva, pero ahora, después de muchas vueltas, tienen más información que la obtenida la pasada semana en China, donde salió a la clasificación prácticamente a ciegas sin probar este nuevo elemento. El R29 parece que ha dado un paso adelante tras la larga travesía que han supuesto las primeras carreras sin apenas buenos resultados. Ayer acabó en segundo lugar sólo por detrás de Nico Rosberg, que es un habitual de la primera plaza en las tandas de los viernes. Otra cosa será lo que ocurra en la sesión de clasificación, sobre todo con las cargas de gasolina que cada uno emplee para salir el domingo a la carrera. El tiempo va a ser soleado y no se espera ningún tipo de sorpresa como la sufrida por los integrantes del mundial de motociclismo hace quince días en el Emirato Árabe de Qatar, donde la lluvia obligó a suspender la prueba. Además, en Bahrein no hay mucho margen para hacer estrategias «suicidas». Ahora el problema se centra en la capacidad de los frenos. Es la principal preocupación de muchos equipos. En algunos casos, incluso han probado con otros proveedores. En Ferrari las cosas van de mal en peor. Sus pilotos estuvieron probando algunas modificaciones, sus resultados fueron pésimos y también estuvieron dilucidando si emplean o no el Kers. En Renault están en la misma disyuntiva, aunque todo apunta a que sí lo harán. La F-1 está al revés y hoy, en la clasificación, puede pasar de todo. Eso sí, hasta que la FIA publique las cargas de gasolina, no sabremos toda la verdad.