ANV arrebatará dos escaños al PNV si logra presentarse a las generales

Los nacionalistas vascos se preparan para repetir el escenario de la V Legislatura, la última de Felipe González.

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Madrid- La formación abertzale Acción Nacionalista Vasca (ANV) arrebatará dos escaños al PNV en el Congreso de los Diputados, si, al final, nadie le impide su propósito de concurrir a las elecciones generales de marzo próximo, según confirmaron a LA RAZÓN fuentes del Ejecutivo de Ibarretxe. Los nacionalistas vascos han echado ya sus cuentas y calculan que conservarán grupo parlamentario propio por tan sólo un acta, con cinco diputados, frente a los siete actuales, si para entonces el Gobierno socialista no ha instado la ilegalización de la fuerza abertzale. De confirmarse este escenario, ANV tendrá derecho a percibir las correspondientes subvenciones por presentarse a las generales, como en su día las obtuvo Batasuna bajo las siglas de HB y EH.

De momento, el Ejecutivo central vincula su ilegalización a la evolución de los acontecimientos en la lucha antiterrorista, según fuentes gubernamentales. Por tanto, de continuar siendo legal, en la Cámara Baja se reproducirá el escenario de la V Legislatura, la última del Gobierno socialista de Felipe González. Por aquellas fechas, la izquierda abertzale, a través de HB, contaba con dos diputados en el Parlamento de la Nación.

El actual secretario general del sindicato LAB y uno de los interlocutores con los socialistas vascos durante la última tregua de ETA, Rafael Díez Usabiaga, y el histórico dirigente de Batasuna Jon Idígoras camparon por sus respetos por la Carrera de San Jerónimo hasta 1996. Precisamente, en esa Legislatura el PNV tenía grupo propio con cinco escaños.

Inquietud

De ahí que la inquietud de los peneuvistas ante este posible escenario aumente según se aproxima la cita con las urnas. Por eso ya han transmitido su preocupación a los socialistas vascos y al Ejecutivo central, asegura un destacado dirigente de esta formación. De hecho, no ocultan sus críticas contra los socialistas por «la arbitrariedad empleada en su día» en la ilegalización de algunas listas de ANV. «La realidad es que la izquierda abertzale concurrió a las municipales en aquellas circunscripciones donde podía arañarnos concejales».

El entonces presidente del PNV, Josu Jon Imaz, llegó a realizar esta crítica de manera abierta ante los medios de comunicación semanas antes de la celebración de los comicios municipales y autonómicos del pasado 27 de mayo.

En este contexto, el PNV se prepara para perder dos escaños en favor de la izquierda abertzale en Vizcaya y Guipúzcoa. Los dos diputados abertzales engrosarían el Grupo Mixto en la Cámara Baja, junto con Nafarroa Bai, coalición integrada por PNV, EA, Batzarre y Aralar (escisión de Batasuna), el BNG, EA, el CHA y CC. No obstante, fuentes nacionalistas descartan que lleguen a tomar posesión de sus escaños, si el Gobierno central no reanuda el denominado «proceso de paz» en la próxima Legislatura.