Auténticas mujeres desesperadas

- Las estrellas que usan y abusan del botox son legión. En Hollywood, al acercarse los Oscar, las consultas están saturadas, y es que se trata del procedimiento médico-estético que más adicción produce.

- Dos de las protagonistas de «Mujeres desesperadas» han reconocido aplicárselo a menudo: Marcia Cross, cuya frente no se mueve ni un ápice, también se retoca las patas de gallo y el código de barras, mientras que su compañera Teri Hatcher, aunque dice no haberse infiltrado desde hace un año, también lo reconoce: frente y entrecejo son sus blancos.

- De la afición de Nicole Kidman a todas las aplicaciones de la toxina habla su rostro marmóreo, aunque ella ni confirma ni desmiente. Linda Evangelista reconoció en el pasado su amor por la técnica combinada con rellenos y radiofrecuencia.

- En cambio, otros, como George Clooney, han confesado que odian la idea de pensar en pinchazos en el rostro para adecuarse a las tendencias de Hollywood: «No me preocupa envejecer, jamás usaría botox», dice.