Braulio Rodríguez toma posesión como nuevo arzobispo de Toledo

El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez Plaza (d), junto al cardenal Antonio Cañizares (i)
El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez Plaza (d), junto al cardenal Antonio Cañizares (i)

El hasta ahora arzobispo de Valladolid, Braulio Rodríguez Plaza, tomó posesión ayer como nuevo arzobispo de Toledo, en sustitución del cardenal y nuevo prefecto de la Congregación de Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos, Antonio Cañizares. Obispos de toda España, entre ellos el Nuncio Manuel Monteiro y Monseñor Cañizares, se trasladaron desde Madrid, donde por la mañana tuvo lugar la celebración en el Cerro de los Ángeles, a Toledo, para dar la bienvenida a Braulio. La ceremonia de toma de posesión, en la que el nuevo arzobispo estuvo arropado por más de 40 obispos y cientos de sacedotes de la diócesis, se celebró por la tarde en el transcurso de una misa en la Catedral Primada de Toledo. A la celebración acudieron también numerosas autoridades civiles de Castilla la Mancha, entre ellas, el alcalde de la ciudad, Emiliano García. Danzas de bienvenidaBraulio Rodríguez, de 65 años y natural de Aldea del Fresno (Madrid), entró en la diócesis toledana por la parroquia de la localidad de Méntrida, donde un grupo de danzantes le ofrecieron algunas de sus danzas tradicionales en el atrio del templo.