Bunbury y Raphael el camino del exceso

Bunbury: Mañana. Plaza de las Ventas. Madrid.Raphael: Viernes 26 de junio. Plaza de las Ventas. Madrid

No hace mucho fue el propio Raphael quien lo dijo, en la presentación de «50 años más», el álbum que celebra sus bodas de oro con la música: «Bunbury tiene un valor incalculable como músico. Me recuerda mucho a mí mismo a la hora de interpretar su personaje». Por su parte, el aragonés errante no se ha quedado atrás en los elogios al cantante de Linares, al que desde hace años reivindica como una de sus grandes referencias, hasta el punto de que el que fuera líder de Héroes del Silencio se ha convertido con el tiempo en un cruce imposible entre Jim Morrison y el intérprete de «Como yo te amo», «Qué sabe nadie» o «Yo soy aquel». Les separan 22 años (uno es de 1945, el otro de 1967), pero ambos coinciden en la teatralidad sobre el escenario, con gestos dolientes por doquier y unos requiebros vocales que caminan sin dudarlo hacia el histrionismo. Estaba escrito que sus caminos se encontrarían no una, sino varias veces, con mayor o menor fortuna: no son pocos los seguidores más ortodoxos de Héroes que se llevaron las manos a la cabeza al escuchar cómo Raphael adaptaba «Maldito duende», canción emblema de la banda zaragozana; y fue en el especial de Televisión Española en la Nochebuena de 2006 cuando ambos se arrancaron a dúo con la ranchera «Amarga Navidad» de José Alfredo, marcando un nuevo hito para afianzar esta historia de parecidos razonables. Genio y figuraMiguel Rafael Martos Sánchez acaba de empezar en España la gira con la que conmemora sus 50 años de trayectoria. En su etapa juvenil le conocían como «El Niño», aunque pronto americanizó su nombre con la «ph» a la que ha permanecido eternamente fiel. Precisamente cuando él se consolidaba como una auténtica figura de la canción española, nacía en la capital del Ebro Enrique Ortiz de Landázuri, que dos décadas más tarde abandonó su apellido para tomar el de uno de los personajes de «La importancia de llamarse Ernesto». Bunbury, que compuso un puñado de temas para uno de los últimos trabajos de Raphael, «Cerca de ti» (2006), y que compartió esta tarea con históricos como Manuel Alejandro, actúa mañana en la plaza de Las Ventas, dentro del «Hellville de Tour 2009». Sólo seis días después, el de Linares tomará el relevo sobre la misma arena del coso madrileño, en un concierto en el que se esperan varios cameos de los artistas que participaron en «50 años más» (Alaska, Miguel Bosé o Sabina, entre otros). Curiosamente, quien no estará será el autor de «Flamingos» o «Pequeño», que a esas horas saldrá a las tablas del Teatro del Liceo de Barcelona. Raphael y Bunbury –o viceversa– no se cruzarán esta vez para interpretar «Infinito» (canción del aragonés ahora afincado en el Puerto de Santa María, que el artista andaluz ha incorporado a su repertorio), aunque a 600 kilómetros de distancia ambos certificarán, con su querencia común al exceso interpretativo, que en la primera frase («Me calaste hondo») del citado tema está el mejor resumen de sus vidas paralelas.

El musicalMientras la gira de Bunbury entra en la recta final, ya se conocen algunos detalles del que será su sexto disco en solitario, con un sonido que el autor de «Radical sonora» asegura que será más oscuro que nunca: llevará el título de «Las consecuencias», ha grabado los temas con su actual banda durante los meses de abril y mayo, cuenta con la colaboración de Miren Iza –vocalista de Tulsa– y su publicación se prevé para finales de octubre. Más habrá que esperar para descubrir el próximo gran proyecto de Raphael: un musical que se estrenará en septiembre de 2011.