Calderón se rebela contra la Liga

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Madrid- Más allá de la encrucijada en la que el Real Madrid se halla desde que comenzó la temporada por la guerra de los derechos televisivos entre los dos grandes grupos que se reparten la retransmisión de la Liga – el que le paga actualmente, Audiovisual Sport, y el que lo hará a partir de la próxima campaña, Mediapro–, el club de Chamartín está harto de que sea la Liga de Fútbol Profesional (LFP) quien elija la fecha de los encuentros ligueros. El Madrid ya pidió que se le cambiara la jornada del partido frente al Deportivo, petición aceptada, pese a la tardanza con la que llegó y al descalabro que supuso para los aficionados de ambos clubes que ya tenían el viaje armado. Las relaciones entre ambas entidades son buenas, por eso ayer Ramón Calderón, en lugar de enviar otro fax a la Liga, se reunió con su presidente, José Luis Astiazarán, para solicitarle una segunda concesión: que la visita del Racing prevista para mañana sea el domingo.

Es norma bien entendida que los equipos de Liga de Campeones que juegan el martes sean los elegidos para los partidos de Liga del sábado y los del miércoles lo hagan el domingo, como lo hará el Valencia frente al Athletic esta jornada. No así el Madrid, que pierde un día para preparar el duelo ante el Racing. También es cierto que el club que preside Ramón Calderón sabe de esta circunstancia desde el pasado fin de semana y hasta el jueves (ayer, como ocurrió ante el Deportivo) no pidió el cambio.

Que «La Saeta», el nuevo avión que utiliza el equipo para sus desplazamientos, no puede despegar de noche en aeropuertos europeos es algo asumido desde su contratación, pese al trastoque en la rutina de trabajo de Schuster y al descontento de los jugadores, quienes prefieren dormir en sus domicilios.