«Coger color» gracias a los autobronceadores

Ninguno contiene factor de protección solar, por lo que media hora después de aplicarlos, si se va a tomar el sol, es recomendable aplicar crema protectora.

Los sprays actúan a las dos  horas, pero básicamente tiñen la piel
Los sprays actúan a las dos horas, pero básicamente tiñen la piel

Ya queda menos para el verano, y con el calor damos paso a pantalones cortos, minifaldas, tirantes… En definitiva, mostramos más nuestro cuerpo, pero todos querríamos no vernos tan «blancos». La melanina es la responsable de la coloración de nuestra piel. Se trata de un pigmento sintetizado por melanocitos, y proporciona una protección natural frente al sol. La mayor concentración de esta sustancia determina una mayor resistencia a la radiación solar y más capacidad de bronceado. La ausencia de melanina da origen a cuadros de albinismo. Mucha gente acude a la farmacia en busca de algún producto autobronceador, bien por la inminente llegada de una celebración o para ponerse a tono con la llegada del calor. Existe una gran variedad de presentaciones, desde cremas o toallitas hasta cápsulas que se toman por vía oral. La composición de estos productos es variada según las marcas, pero básicamente contienen antioxidantes (carotenoides, tocoferoles, vitamina C…), aminoácidos y otras sustancias precursoras de la melanina, como tirosina, y moléculas como la dihidroxiacetona (DHA), que al oxidarse, colorean la capa más superficial de la piel. wLas cápsulas tardan más tiempo en actuar, pero el color obtenido es más duradero y natural. Deben comenzar a tomarse aproximadamente un mes antes de la exposición al sol, ya que van preparando la piel para que sea más susceptible de broncearse. Su alta composición en antioxidantes y precursores hace pensar que activarían la síntesis de melanina. Ésta, en contacto con los rayos solares, se oscurece y hace que nos veamos más morenos. Muchos dermatólogos las recomiendan, sobre todo a las personas más blancas, ya que su piel es más susceptible de presentar quemaduras. w Las toallitas y los sprays actúan antes, al cabo de una o dos horas tras su aplicación, pero básicamente tiñen la piel. Es importante repartirlos de forma uniforme, para que el tono sea homogéneo. Éste es ligeramente más anaranjado de lo natural, y dura cerca de una semana, pues lo que se colorea es la parte externa de la piel, que es la que va siendo sustituida por el organismo. wLas cremas, además de ser autobronceadoras, suelen ser hidratantes. Son de color blanco y dependiendo de la marca, actúan con más o menos rapidez. Se recomienda su uso todos los días para ir manteniendo el tono de la piel conseguido. Ninguno de estos productos contiene generalmente factor de protección solar, por lo que media hora después de aplicarlos, si se va a tomar el sol, es recomendable aplicar una crema que sí proteja. Los rayos UV-A inciden sobre la melanina y la colorean, por lo que hacen que nos bronceemos de forma inmediata. Sin embargo, la exposición reiterada puede provocar quemaduras y lesiones que pueden convertirse en cancerosas. No así en el caso de los autobronceadores, que si aplicamos después una protección solar, hacen que consigamos un bonito color sin riesgos para la salud.

Patricia Brañas GarcíaFarmacéutica