Comedia de instituto

Comedia de instituto
Comedia de instituto

Director: Robert B. Weide. Intérpretes: Simon Pegg, Kirsten Dunst, Megan Fox y Jeff Bridges . Guión: Peter Straughan, según el libro de Toby Stapleton. GB, 2008. Duración: 110 min. Comedia.

En la secuencia más divertida de «Notting Hill», William Thacker (Hugh Grant) se cuela en el hotel Ritz para visitar a su «objeto romántico», Anna Scott (Julia Roberts), estrella del momento, durante lo que en jerga periodística se llama un «junket», o la jornada que un actor, actriz o cineasta dedican a hablar con la prensa. William, que no ha visto la película que se promociona, se hace pasar por un periodista de la revista «Horse & Hound» y entrevista a toda una retahíla de «talents» demostrando que en los intercambios de información que se producen entre el mundo de la farándula y los periodistas cinematográficos hay tanto contenido como en un globo aerostático. Toby Young, plumilla británico que fue contratado por el «Vanity Fair» para poner en movimiento su afiladísimo espíritu crítico, contó sus experiencias con las estrellas de Hollywood, emergentes o decadentes, en un libro que ahora es comedia romántica y versión «extended» de la citada secuencia de «Notting Hill», por desgracia suavizada por un desenlace de lo más almibarado.«Nueva York para principiantes» se beneficia del innegable carisma de Simon Pegg encarnando al alter ego de Young, periodista «destroyer» capaz de aparecer con un cerdo en la ceremonia de los BAFTA con tal de montar un escándalo y meterse en la fiesta. La vis cómica de Pegg organiza esta hoguera de las vanidades en la que arden sex-symbols sádicas enamoradas de su mascota, representantes que mueven los hilos del mundo, jefes que se apropian de las ideas de sus subordinados y redactoras con aspiraciones literarias. Como siempre el interés romántico obligará a nuestro protagonista a decidir si vale la pena sacrificar sus principios por las amargas mieles de la fama. Una pena que Robert B. Wiede no sepa saltarse la letra pequeña del contrato que ha firmado con el género al que le toca rendir cuentas: pueden imaginarse cómo acaba sin ni siquiera verla.

Kirsten Dunst, de niña a mujerAunque el huracán Fox todo lo arrasa, lo cierto es que la auténtica protagonista femenina de «Nueva York para principiantes» es Kirsten Dunst. Aunque su trabajo en «Entrevista con el vampiro» podía haberla convertido en una niña más de las que triunfan en Hollywood y luego desaparecen, Dunst supo reconducir su carrera años después, pasada la adolescencia. Y lo hizo de la mano de su amiga Sofía Coppola con el filme «Las vírgenes suicidas», la trama perfecta para demostrar al mundo que la niña se había hecho mujer. Luego llegó «Spiderman», y, con el súper héroe, el papel de su súper novia. Entre medias, romances de ida y vuelta con rockeros y actores como el líder de Razorlight y Jake Gyllenhaal.