«Crack» busca candidato

«Crack» busca candidato
«Crack» busca candidato

Madrid- Sin llamar la atención y sin hacerlo público todavía, los candidatos a la presidencia del Real Madrid se están empezando a mover. Aunque sólo Juan Villalonga ha dado el primer paso, detrás del telón aparecen muchos nombres, algunos populares, que buscan apoyos y la mejor posición en la línea de salida. Todos saben que para ganar las elecciones, o al menos para quedarse cerca, no hay nada como llevar un fichaje debajo del brazo. Es el movimiento que hizo Florentino Pérez con Figo y le llevó a la presidencia del Madrid. Ya se espera que anuncie su regreso con otra bomba. Pero después de las promesas vanas de Ramón Calderón y sus «Kakás», los futuros candidatos al Real Madrid puede que hayan aprendido la lección. El socio no se va a fiar de nombres sin nada confirmado. Hay que fichar a las estrellas de verdad y no va a ser tarea sencilla porque el precio de los grandes futbolistas es exagerado. Además, atarse a un candidato no significa que ese jugador acabe en el Madrid, si su hombre no gana las elecciones. El mercado europeo ya cuenta con las elecciones del Madrid. Kaká no se ha ido al Manchester City, porque espera este verano una oferta del Real Madrid para cambiar de aires, ganar más dinero y no perder competitividad. Puede que en estas elecciones el brasileño esté mucho más cerca de llegar al Santiago Bernabéu que cuando lo anunció Ramón Calderón. Cristiano Ronaldo también espera una oferta que sí le haga abandonar el Manchester United, sin sentir remordimientos. El portugués y el brasileño son los dos jugadores más deseados por los aficionados y los que más posibilidades tienen de cambiar de club. Además, son dos galácticos, dos futbolistas que pueden llevar a ganar unas elecciones. Más caros, pero también más fáciles de fichar son jugadores de la Liga española. Las cláusulas de rescisión permiten pagar y no tener que negociar nada más. Casi nunca se hacen efectivas porque los clubes prefieren negociar. El golpe de mano radical, la gran sorpresa, sería Messi. Ahora mismo es el mejor del mundo y, sobre todo, juega en el Barcelona. Pero el argentino es más un sueño imposible que una realidad. Agüero también entra en lista y Villa y Cesc... Todos van a ser tanteados y pueden llevarse mucho dinero. Es el precio de unas elecciones.