Cremades demanda al Santander en EEUU en nombre de los afectados por Madoff

La Razón
La RazónLa Razón

El despacho español Cremades & Calvo Sotelo y el estadounidense Lobaton and Sucharow han presentado en el Juzgado del Distrito Sur de Florida una demanda colectiva ("class action") contra el Banco Santander y su filial Optimal, a los que reclaman una compensación por las pérdidas sufridas por el fraude de Madoff.
En unas declaraciones a EFE, el abogado Javier Cremades señaló que la demanda colectiva se ha interpuesto inicialmente en nombre de dos clientes latinoamericanos de Chile y Venezuela, aunque a ella se podrán sumar hasta el 27 de marzo todos los clientes del Santander que hubieran invertido en fondos domiciliados en Miami que se hayan visto afectados por Madoff.
Otros bufetes estadounidenses, como el neoyorquino Kaplan Fox, también se han decantado ya por demandas colectivas contra el Santander en representación de clientes extranjeros, que ahora deben ser admitidas a trámite.
Según señaló el bufete en un comunicado, la demanda argumenta que los responsables del fondo Optimal Strategic US Equity, del filial del Santander y afectado totalmente por Madoff, "fueron negligentes y temerarios al invertir una parte sustancial de todos los activos con Bernard Madoff y su entidad de inversión sin realizar una 'due diligence' (auditoría) razonable y adecuada según los estándares del mercado financiero".
Además, en el escrito se sostiene que los demandados infringieron la Ley del Mercado de Valores de Estados Unidos de 1934 al emitir declaraciones engañosas y significativamente falsas acerca de sus auditorías y de la supervisión de Madoff.
Según el despacho, entre las declaraciones engañosas formuladas en el informe explicativo con fecha 7 de enero de 2008 que se distribuyó a los inversores se encontraba "la afirmación falsa de que Optimal basa sus decisiones de inversión en un análisis diligente procedente de muchos gestores de inversión".
"Si los demandados hubieran realizado un análisis diligente de Madoff y su firma, no hubiesen perdido billones de dólares pertenecientes a los inversores", opinó el bufete.
Además del Banco Santander y su filial de inversión Optimal, la demanda se dirige también contra el banco custodio de los fondos del Santander afectados por Madoff, el HSBC, y el auditor, PWC.
Entre los demandados también figura el máximo responsable de Optimal hasta septiembre, Manuel Echevarría, así como Anthony InderRieden y Brian Wilkinson, consejeros de la firma.
Javier Cremades, que explicó a EFE que los clientes que no se puedan unir a la demanda colectiva en Estados Unidos podrán reclamar en España o en sus respectivos países, señaló que próximamente se reunirá con una veintena de bufetes de abogados de todo el mundo para "afrontar con una estrategia global el problema global"que ha supuesto Madoff.
Según su bufete, se pretende establecer "una estrategia global de reclamación, diálogo y, en su caso, acuerdo en todas las jurisdicciones en las que está actuando", fundamentalmente en España y en América Latina, "y evitar así una cascada interminable de pleitos, así como contribuir al esclarecimiento de los hechos y las responsabilidades derivas de éstos".
"En este sentido, la presentación de esta 'class action' es la mejor opción en EEUU pues permite que actúen conjuntamente todos los dañados que invirtieron en Optimal a través de Miami bajo una misma dirección y con una sola voz", agregó el bufete.
Además, recordaron que la demanda colectiva presentada en Estados Unidos es ajena a las medidas legales que pueda tomar el Santander en relación al fraude de Madoff.